El parque de bomberos de Bembibre ante el dudoso compromiso de Diputación y Junta de Castilla y León / Cronología de los hechos

El parque de bomberos de Bembibre estaba listo para comenzar a funcionar. Llegó a tener proyecto, llegaron a comprarse vehículos a repartir entre los diferentes parques, y salió a licitación. Pero, sin empresas interesadas, la Diputación de León comenzó a dejar de lado el proyecto que supondría un avance importante en la extinción de incendios no forestales ubicados en el Bierzo Alto.

Con la llegada de Eduardo Morán a la Diputación de León, el parque de bomberos ha sufrido varios reveses, el último de ellos renunciando a la construcción del parque justificando que se centraría en los parques de nivel superior. Morán cuestionó desde el primer momento la idoneidad de estas instalaciones en Bembibre, por lo que recibió un aluvión de críticas de la ciudadanía y de representantes políticos de diverso signo, pero siempre de la oposición.

El presidente del Consejo Comarcal, Gerardo Álvarez Courel, no se pronunció; tampoco lo hizo el alcalde de Igüeña, Alíder Presa, a la sazón vicepresidente de la Diputación y por lo tanto responsable directo de las decisiones que se toman desde el ente provincial. Por su parte la alcaldesa de Bembibre, Silvia Cao, que no quiso hacer declaraciones hasta hablar con Eduardo Morán, terminó afirmando poco antes de la pandemia que el parque de bomberos se llevaría a cabo “se me traslada que estemos tranquilos, que se va a hacer, y tengo confianza en Eduardo Morán que, además, es de mi propio partido”

A pesar de las afirmaciones de la alcaldesa de Bembibre y de la confianza que depositó en Eduardo Morán, con el que comparte partido político, desde la Diputación no se ha dado ningún paso en esa dirección, sino todo lo contrario. Tampoco se le ha instado a ello desde el Ayuntamiento de Bembibre o desde el Consejo Comarcal.

La Junta aprueba el SPEIS, que rebaja la calificación “mínima” del Parque de Bomberos de Bembibre

A finales de marzo la Junta de Castilla y León aprobó el el Plan Sectorial de los Servicios de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamento (SPEIS) de Castilla y León, que hace una distribución mínima de los parques de bomberos en Castilla y León, es decir, se trata de un documento de mínimos. En él se establecen cuatro tipos de parques de bomberos:

Tipo 1: los ubicados en municipios de más de 20.000 habitantes

Tipo 2: en municipios de menos de 20.000 habitantes, que atienden áreas de intervención cuyos riesgos son mayores a los de la media del resto de la provincia, o  teniendo riesgos similares a los de dicha media, deben ubicarse en el territorio de manera estratégica, para el apoyo adecuado a otros parques de la provincia. Este es el tipo de parque que inicialmente estaba previsto para Bembibre

Tipo 3a: atienden áreas de intervención cuyos riesgos son inferiores a la media del resto de la provincia. Este es el tipo de parque previsto actualmente para Bembibre

Tipo 3b: atienden áreas de intervención cuyos riesgos son poco significativos y no justifican la existencia de un parque de nivel superior

Las diferencias entre los parques de Tipo 2 y de Tipo 3a son muy relevantes e inciden de forma directa en la calidad del servicio que van a  prestar a los ciudadanos, por eso es muy importante para el Bierzo Atlo que el parque de bomberos de Bembibre conserve su calificación inicial:

24 horas de actividad presencial para los parques de Tipo 2; y de NO presencial para los de Tipo 3a

Tiempo de salida de 5 minutos para los parques de Tipo 2; y de 15 minutos para los de Tipo 3a

Tres intervinientes por turno como mínimo para los parques de Tipo 2; y dos intervinientes para los de tipo 3a

Otra diferencia importante, aunque no venga expresamente reflejada en el Plan, es que la Junta prevé que los parques de Tipo 3a sean atendidos por voluntarios y no por bomberos profesionales. Esta es una de las muchas críticas que la Asociación de Bomberos Profesionales de Castilla y León ha realizado al modelo de la Junta, ya que consideran un engaño para los ciudadanos el que se pretenda suplantar profesionales con voluntarios disfrazados de bomberos, manteniendo “deliberadamente” difusas las competencias entre unos y otros. Crítica que comparte Eduardo Morán al afirmar que el Plan de la Junta no se ajusta “a lo que nos han dicho las sentencias judiciales, que los bomberos deben ser profesionales y funcionarios”

El Plan Sectorial de la Junta como excusa

Morán se agarra al contenido de este Plan para justificar la no construcción en Bembibre del parque de bomberos inicialmente previsto… Y ni tan siquiera el de nivel inferior, ya que advierte que no será ejecutado ningún parque de nivel 3 si no hay mayor financiación de la Junta.

Lo cierto es que el Plan Sectorial de los Servicios de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamento es un plan de mínimos. Nada impide a Eduardo Morán cumplir con el proyecto de parques de bomberos aprobado por la Junta de Gobierno de la Diputación en mayo de 2019, si de verdad existiera voluntad política.

Un proyecto, realizado por el equipo de gobierno anterior, que tenía como objetivo llegar a cualquier punto de la provincia en un máximo de 30 minutos, para lo que sería necesario construir 6 nuevos parques comarcales de bomberos, entre ellos el de Bembibre, y contratar a 84 trabajadores, 9 funcionarios y 75 bomberos profesionales.

Además, las Diputaciones Provinciales, a las que se les ha dado audiencia, han tenido la oportunidad de participar haciendo alegaciones y propuestas en la confección de este Plan, por lo que el actual presidente de la Diputación de León no puede eludir su responsabilidad en el resultado final, que recordamos una vez más, se trata de un plan de mínimos.

Es la oposición del Partido Popular quien vuelve a levantar la voz en defensa del parque de bomberos de Bembibre, tanto desde el Grupo Popular en la Diputación de León como en el Ayuntamiento de Bembibre, olvidando al mismo tiempo la más mínima crítica al Plan Sectorial de la Junta que rebajó la categoría de Bembibre a 3a. Hablan de trato discriminatorio con Bembibre y con todo el Bierzo Alto, consideran que la situación es grave para la seguridad de la población y exigen al PSOE municipal “un posicionamiento firme y claro a favor de los vecinos”.

Los otros dos partidos políticos con representación en el Ayuntamiento de Bembibre, Coalición por El Bierzo y Ciudadanos, permanecen ausentes, sin mostrar ningún interés. El presidente del Consejo Comarcal, Gerardo Álvarez Courel, y el Alcalde de Igüeña y vicepresidente de la Diputación, Alíder Presa, compañeros de partido de Eduardo Morán, continuan guardando silencio. Tan solo se ha pronunciado la alcaldesa, Silvia Cao, y lo ha hecho para defenderse de las críticas afirmando que pedirá explicaciones a Junta y Diputación «para que financien como parque de grupo 2 al de Bembibre», auque lo hace disculpando a la Diputación que gobierna su partido para señalar a la Junta como responsable de privar a Bembibre del parque de bomberos por catalogarlo de nivel 3a. Además, afirma que si la Diputación llegara a construirlo «sería el Ayuntamiento quien tendría que asumir con fondos propios todos los costes».

Conviene recordar en este punto que de acuerdo con la Ley Reguladora de Bases de Régimen Local, corresponde a las Diputaciones Provinciales la prestación del servicio de prevención y extinción de incendios en municipios de menos de 20.000 habitantes, como es el caso de Bembibre. Tampoco hay nada que impida a la Diputación de León mantener el nivel de catalogación inicialmente previsto para el parque de Bomberos de Bembibre. El propio contenido del SPEIS señala con mucha claridad que «el Plan establece tipologías y una distribución de parques de mínimos, pudiendo las administraciones responsables de los servicios, proponer más parques o de tipología superior…»

Por otro lado es cierto que la Asociación de Bomberos Profesionales de Castilla y León coincide con Eduardo Morán en que la Junta, como sucede en otras comunidades autónomas, debería asumir al menos el 50% de la inversión prevista. Pero este es un aspecto, el de la financiación, que deben resolver entre ambas administraciones, Junta y Diputación, sin que pueda ir en detrimento de la calificación final que la Diputación, como responsable del servicio, otorgue al parque de bomberos de Bembibre, ni de la seguridad y el servicio que se preste a los ciudadanos

Los ciudadanos sufren las consecuencias

Por el momento Bembibre y el Bierzo Alto han visto como se rebaja la categoría de su parque de bomberos comarcal, en caso de que finalmente llegue a ejecutarse. Mientras tanto son los ciudadanos quienes sufren las consecuencias, esperando que quienes deben defender sus intereses (Consejo Comarcal y Ayuntamientos) alcen la voz por encima de intereses políticos y personales.

Estas son algunas noticias aparecidas durante los últimos meses en Bembibre Digital.

 

Bembibre en el SPEIS

El Plan Sectorial de los Servicios de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamento de Castilla y León prevé que el Área de Intervención de Bembibre cuente como mínimo con un parque de bomberos de Tipo 3a. Este parque de bomberos daría servicio a una población superior a los 20.000 habitantes que comprende, además de Bembibre, los municipios de Castropodame, Congosto, Folgoso de la Ribera, Igüeña, Noceda del Bierzo, Toreno, Torre del Bierzo y Villagatón-Brañuelas. En total 898,15 km cuadrados.

Entre los criterios que se han valorado para determinar la tipología de los parques de bomberos, cabe destacar que el área de Bembibre cuenta con 29 infraestructuras críticas, con diferencia la mayor cifra de la provincia, y un riesgo estadístico calculado sobre las llamadas al 112 entre los años 2011 y 2015 de 62 incendios por año, superando la media de las distintas áreas de la provincia. En cuanto al riesgo en el transporte de mercancías peligrosas por carretera y ferrocarril, se encuentra tan solo por debajo de León y Astorga.

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

También podría interesarte