CUENTO DE NAVIDAD: El Luna

Cerca de las tres de la madrugada, el joven ingeniero, Dionisio Suárez Benítez, dio por finalizado el proyecto que le habían encargado hacía ya siete