HISTORIAS Y DIRINDAINAS /El Edicto de Bembibre (2). Extraños nombres para nuestros protagonistas

En el edicto de Bembibre encontramos una serie de nombres extraños, difíciles de pronunciar algunos, referidos a poblaciones y a comunidades humanas que existían en nuestra zona en los años inmediatamente anteriores al nacimiento de Cristo. Seguramente será de interés saber a qué sitios de la actualidad se corresponden esos nombres y qué organización territorial implica: esa es la intención de esta segunda entrega sobre el edicto de Bembibre.

Como recordaremos, el edicto es un texto jurídico que nos permite conocer el nombre de una serie de comunidades políticas, que son las auténticas protagonistas de los hechos que se narran. Aparece por primera vez en la historia Paemeiobrig, llamando paemeiobriguenses a sus habitantes (castellanos Paemeiobrigenses). Se señala también que pertenecen a la tribu de los Susarros (Gens Susarrus). Igualmente se habla de Aiobrigaec (podríamos también escribirlo Aiobrigaek), llamados Aiobrigaecinos (castellanos aiobrigiaecinos) de la tribu de los Guigurros (Gens Gigurrus); situados todos ellos en la provincia Transduriana.

Como vemos, la jerarquía administrativa que se establece para estas comunidades, de mayor a menor, es Provincia, Tribu (gens) y municipio (castellum). De estos tres conceptos territoriales y políticos la provincia Transduriana la dejaremos de lado por ser una división administrativa romana provisional, creada durante el proceso de conquista del territorio de más allá del Duero. Interesa más conocer la realidad geopolítica indígena, o céltica, de los protagonistas del edicto, nuestros antepasados.

Sabemos que por encima de la tribu existía una unidad mayor que los romanos llamaron en ocasiones populus y que nosotros podríamos traducir como país o nación. De ella sabemos el nombre, era la nación de los Astures, con su capital en Asturica Augusta; situada, como sabemos, en Astorga. Según el historiador romano Plinio la nación de los Astures estaba compuesta por 22 tribus que sumaban unas 240.000 personas libres. En el edicto se citan dos de estas tribus: los Susarros y los Guigurros. A su vez las tribus se componen de otras unidades menores que los romanos llamarán castellum o civitas, semejantes a nuestros municipios.

Pero, ¿con qué se corresponden estos nombres de tribus? El territorio de los Guigurros se puede establecer genéricamente. Sabemos que su capital era el forum Gigurrorum, el foro de los Guigurros, entendiendo por foro un lugar de reunión tribal donde se realizarían actos jurídicos, religiosos, rituales, comerciales, tributarios y festivos en presencia del rey (llamado princeps en alguna documentación). Esta capital, que no tendría por qué ser necesariamente una población, no sabemos con certeza dónde estaría (probablemente en A Proba, O Barco de Valdeorras). Ya en época medieval se documenta un territorio llamando Vale Gigurrorum que, con el paso del tiempo y las mudanzas de la lengua, hoy llamamos Valdeorras. Por tanto, el territorio de la tribu de los Guigurros se corresponde, en general, con Valdeorras.

Así pues, los Aiobrigaecinos eran una comunidad que estaría en los límites del antiguo Valdeorras y que, según hemos visto, pasó a pertenecer a la tribu de los Susarros, ese cambio de tribu hace suponer que era una comunidad fronteriza, pero desconocemos donde podría estar. Diremos de paso que en el año 28 d.C. los Aiobrigaecinos aparecen en otro documento, también escrito en bronce, y figuran ya como pertenecientes a la tribu de los Susarros.

Colocar a los Guigurros en Valdeorras ha sido fácil. Ubicar a los Susarros es más difícil. Sabemos que las divisiones administrativas célticas menores del NW ibérico perduraron en época romana y de ahí pasaron a las divisiones eclesiásticas (documentadas ya desde época sueva) que aún hoy existen. Podemos deducir de todo ello que el territorio de los Susarros se correspondería aproximadamente con El Bierzo actual. Este antiguo territorio de los Susarros, posteriormente, cambiaría su antiguo nombre por el de su capital Bergidum (leído Berguidum): Territorio Bergidense.

Cada tribu estaba compuesta por varios municipios, cada uno de ellos tendría sus límites definidos, su capital y sus castros y, tal vez, aldeas o granjas. Uno de esos municipios que pertenecen a los Susarros era Paemeiobrig. Aquí acaba el segundo capítulo y comienza el tercero de los dedicados al edicto. Paemeiobrig se corresponde con Bembibre, de ello y de Interamnium Flavium tratará el tercer y último capítulo dedicado al edicto de Bembibre.

Tomás Rodríguez Fernández

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

También podría interesarte