Soy volcán

Quienes sigan estas crónicas antárticas, sabrán ya hasta qué punto el aislamiento en condiciones extremas que supone vivir en la Antártida provoca una sacudida emocional,