Respuesta

CUANDO me preguntan, digo que somos ángeles vagabundos. Que          somos los antiguos constructores de catedrales, o, mejor aún,           los extemporáeos diseñadores de manicomios.  

Tu luz de mi Navidad

No puedo evitarlo, y tampoco quiero. A menudo la recuerdo. Hay ocasiones, tal vez demasiadas, en que suelo hablarle para pedirle consejo. Lo hago porque

El apeadero

No le importó nada que afuera diluviara. No le importó que a la intemperie el viento gélido cortara. Tampoco le importó que fuese noche cerrada

Haikus

Gustavo Vega   Ya sangrando El sol se levanta En la mañana.       Donde unos cientos Alcanzan a otros vientos, Un pez atravesó

Don Gaspar Durán

Desde los primeros meses del año del Señor de 1930, en Noceda del Bierzo, era un secreto a voces el que a don Gaspar Durán,