Luis Larrodera y Pastora Soler conquistan al público en el XLIX Festival del Botillo de Bembibre

El presentador, actor, humorista y locutor de radio, Luis Larrodera, ejerció de mantenedor en el XLIX Festival Nacional de Exaltación del Botillo de Bembibre, donde degustó, por vez primera, el embutido ‘rey’ de la mesa. Y no será porque no ha tenido oportunidades: ganador de un premio micrófono de Oro, artista invitado en el concurso de monólogos de Bembibre, y muy próximo al Bierzo por amistad. Finalmente, lo hizo, y a lo grande. En el evento de exaltación del botillo más destacado, el de Bembibre.

Para ilustrar esta situación, el mantenedor elaboró un discurso en verso, contando los intentos fallidos del botillo hasta esta primera vez.

Ese botillo que «Era como un beso robado / de los que se dan en el portal / Cuando yo estaba decidido… / Aparecía el padre sin avisar», dijo, con humor. Incluso «hasta en una gala de Luis del Olmo, cambiaron el menú sin avisar». Con diferentes oportunidades que no se llegaron, todavía, a materializar: «Acepté con resignación… / Que “lo nuestro era imposible”. / Entonces no podía imaginar / Que lo probaría, hoy, en Bembibre».

Un embutido al que siguió elogiando el mantenedor, por sus cualidades y por su arraigo. No en vano, quién lo ve por primera vez no oculta su sorpresa, como dijo Larrodera: «Hay algo que siempre me he preguntado / Y que es quién con un diminutivo lo bautizó / Porque si así es el botillo / ¡Cómo será el ‘botillón’!». Pero siempre, con las virtudes de ser «el emblema de la gastronomía local», al que se pregunta si debe «llamarle majestad».

Con un breve repaso por la historia del embutido, con las dudas que existen sobre el origen del botillo que llegó a equiparar con el hijo de Ivonne Reyes: «no está clara su paternidad». En cualquier caso, todas las teorías coinciden, «sean monjes o romanos» que el botillo «está pa’chuparse los dedos».

Y todo ello sin dejar de lado otra de las coincidencias que unen al mantenedor con el botillo: «vine al mundo en el 73, el mismo año que empezó este Festival». 

La gala del Festival Nacional de Exaltación del Botillo, que estuvo presentada por Beatriz Robleda y Jesús González, contó con la intervención de la alcaldesa de Bembibre, Silvia Cao, y la concejala de Cultura y Fiestas, Belén Martín.

La alcaldesa de Bembibre fue la encargada de poner de relieve la importancia del Festival, después del parón del pasado año como consecuencia de la Covid.

Como viene siendo habitual, con una presentación del mantenedor. Con una extensa biografía que le caracteriza, tal y como reseñó la primera edil. 

Por su parte, la concejala Belén Martín destacó el hilo conductor de esta edició del Festival, alrededor del Taller de Costura. Y lo hizo recordando a su fundadora, Ángeles Alonso, así como a las personas que la acompañaron en sus inicios.

Porque “la costura es magia, la magia es un sueño y los sueños son maravillosos para tener un motivo para vivir”, expresó la edil de Cultura, Fiestas, Turismo y Comercio. “Por eso, quereos recordar a las artesanas de la aguja que han dejado un recuerdo imborrable en el corazón”.

Hermanamiento con la Casa de León en Sevilla

Esta edición del Festival Nacional de Exaltación del Botillo de Bembibre sirvió para oficializar el hermanamiento con la Casa de León en Sevilla. Contó con la presencia de su presidente, Aniano Bobis, que fue el encargado de escenificar este hermanamiento que une al municipio de Bembibre con la Casa de León de Sevilla.

De esta forma, Bembibre completa un nuevo hermanamiento, primero con diferentes localidades en las que estaba presente alguno de los ingredientes del botillo: Jaraiz de la Vera por el pimentón; Guijuelo, por el cerdo; Bóveda de Toro por el ajo; y Chozas de Abajo por la patata. En un segundo momento, con instituciones que tienen diferentes aspectos en común con la villa del Boeza, comenzando en 2020 con el Festival Internacional Cante de las Minas de La Unión, por el pasado minero de ambas poblaciones; y, en esta ocasión, con la Casa de León en Sevilla.

«A Bembibre y Sevilla les une más que la Ruta de Plata y el Camino de Santiago. Nos une la historia», aseguró Aniano Bobis, que hizo un repaso por el evento gastronómico para justificar su importancia, «llegando, incluso, a la Antártida».

Concurso literario

El acto sirvió para entregar el premio del concurso literario del Festival Nacional de Exaltación del Botillo, que en esta ocasión recayó en el catedrático de Geografía e Historia y escritor Miguel Sánchez Robles, de Caravaca de la Cruz.

Aunque estaba previsto que acudiera al acto y cena de gala del Festival Nacional de Exaltación del Botillo, el ganador de esta edición, con el relato Rosi “La rubia”, finalmente no pudo desplazarse a Bembibre.

Pastora Soler

La cantante de Coria del Río (Sevilla) Pastora Soler, fue la encargada de poner la nota musical en el XLIX Festival Nacional de Exaltación del Botillo de Bembibre. Una actuación muy esperada por el público, que pudo disfrutar con la puesta en escena y la interpretación de alguna de las canciones más significativas de la artista sevillana.

La cantante desplegó todo su potencial y su arte sobre el escenario, con sus canciones que combinan copla con un formato pop más actual. Su torrente de voz no dejó a nadie indiferente, y no faltaron canciones como La tormenta, Aunque me cueste la vida, o Quédate conmigo.

Y el público no se quedó indiferente, acompañando  la artista al ritmo de la música, tarareando o interpretando las canciones, sobre todo las más conocidas. 

FOTOS: DANI QUITERIO

Imágenes fotos de la gala y recepción

 

No te pierdas la GALERÍA de fotos de la cena

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en pinterest
Pinterest
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

También podría interesarte