La mujer del pegamento que fingió una agresión sexual condenada a 10 años de prisión

La Audiencia Provincial de León ha condenado a Vanesa Gestoso, conocida popularmente como la mujer del pegamento, a un total de diez años de prisión, el pago de una multa de diez meses y la indemnización de 25.000 euros a su expareja, un joven bembibrense al que acusó de secuestro, agresión sexual y de causarle quemaduras en la vagina con un pegamento.

Según esta información, adelantada por la Cadena Ser, en los fundamentos de derecho, el tribunal considera que «había actos preparatorios» encaminados a dar credibilidad a la «notitia criminis» que la condenada iba a trasladar oficialmente a las fuerzas de seguridad y a los tribunales. Y queda claro que fueron concebidas por la propia Vanesa para «asegurarse la detención e ingreso en prisión con caracter indefinido de su expareja Iván Rico», que había quedado libre días antes de la denuncia.

Además, su cómplice ha sido condenado al pago de una multa de siete meses a razón de diez euros diarios, y el pago de una cuarta parte de las costas y de asumir la responsabilidad subsidiaria en la indemnización al falso acusado de un delito de violencia de género.

Los hechos tuvieron lugar en 2016

Los hechos sucedieron en octubre de 2016 cuando el bembibrense disfrutaba de un permiso penitenciario. Hasta entonces había permanecido en prisión por las continuas denuncias de su falsa víctima, con supuestas amenazas de aquel que deberán ser ahora probadas, a través de supuestos correos electrónicos y redes sociales, hasta llegar a fingir su propio secuestro, arrojándose pegamento en la vagina que decía que lo había hecho su expareja.

El joven bembibrense sufrió un daño personal incalculable, ya que su imagen apareció en programas de televisión nacional, en prensa escrita y digital, identificado con nombre y apellidos, juzgado por la sociedad como culpable cuando el juicio todavía no se llegó ni a señalar. Al final bastaron pocos días y la actuación eficiente de la Guardia Civil para terminar considerándolo como la verdadera víctima, aunque quienes más lo estigmatizaron públicamente no pusieron el mismo empeño en rectificar y recuperar su imagen.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

También podría interesarte