La Peña Gistredo venció las extremas dificultades meteorológicas para celebrar la 50 subida del Belén al Catoute

La Peña de Montañeros Gistredo cumplió un año más con la tradición de subir el Belén al emblemático pico Catoute. Una tradición que alcanza ya las 50 ediciones, y que no estuvo exenta de dificultad debido a las condiciones climatológicas.

A pesar del mal tiempo se dieron cita unos 150 montañeros para intentar la ascensión, pero fueron solo 8 los que llegaron a la cima para colocar las figuras. Hubo varios que se quedaron a tan solo 100 metros de la cumbre, ya que lo peligrosa que se había vuelto la ascensión hizo aconsejable que fueran solo unos pocos los que completaran los últimos metros para cumplir con la tradición.

La mayoría había dado la vuelta incluso antes de alcanzar la Campa, donde ya llegaron solo unos 50 montañeros, después de completar 4,5 km de los 6 km que consta la ascensión.

Al finalizar, en Colinas del Campo, les esperaba unas reconfortantes sopas de ajo y el chorizo al vino, para recuperar energías.

Homenaje a quienes, hace 50 años, colocaron el primer Belén en el Catoute
Homenaje a quienes, hace 50 años, colocaron el primer Belén en el Catoute
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

También podría interesarte