(69-58) Baloncesto Bembibre se queda sin gasolina en Guipúzcoa

Embutidos Pajariel Bembibre sufrió una nueva derrota en esta Liga Femenina Endesa cada día más compleja y complicada. Por 69-58 cayeron las del Bierzo Alto ante IDK Euskotren después de una primera mitad de ensueño que se convirtió en pesadilla y sufrió un traspié cuyo resultado es excesivamente abultado para lo que expusieron ambos equipos en el José Antonio Gasca. Pareció que faltó fuelle en un final que se le hizo muy largo después de tener que jugar un partido precedido de un largo viaje que pareció ser una condena y lastrar el rendimiento físico.

La mayor intensidad de la defensa vasca y su dominio bajo los aros decidieron un choque muy marcado por el alto nivel de contacto permitido, algo que, sin duda, favoreció a la escuadra donostiarra merced a su mayor presencia en la pintura. Quizá fue el gran déficit de las de la villa del Boeza, mermadas por los problemas físicos de Batouly Camara y carentes de esa experiencia que habría permitido aguantar un partido que las de Pepe Vázquez parecieron tener dominado pero que “dejaron” escapar por la falta de astucia. Nadie lo habría pensado después de un inicio ilusionante.

La primera mitad trajo la ilusión en las filas bercianas

El partido, de hecho, empezó con el guion marcado por Pepe Vázquez, cuyo equipo pudo correr y selló un parcial de 0-6 con una transición aprovechada por Sara Rhine que obligó a la entrenadora local, Azu Muguruza, a parar el choque. Sendos triples de Lashann Higgs y Roselis Silva ampliaron la racha y un contraataque de la escolta de Bahamas rubricó el decimocuarto punto berciano sin respuesta de las donostiarras antes de que Anna Palma, que anotó sus 6 tantos en este tramo inicial, prolongara la racha y Mariam Coulibaly la frenara. Se acercó a la veintena la renta visitante con una nueva canasta de Palma, pero se endureció el partido –con varios contactos no castigados sobre Higgs– y a las del Bierzo Alto les costó acertar, situación que las vascas aprovecharon para recortar hasta el 12-24 con el que acabó el primer cuarto.

Siguió en la continuación el mismo escenario y las de la villa del Boeza sumaron ocho tantos consecutivos acumulados con los últimos minutos del primer acto. La defensa rojilla siguió marcando el ritmo del encuentro, incluso en una situación en la que Roselis Silva se quedó tendida en el suelo tras chocar con una defensora rival. Se tuvo que retirar la venezolana y las donostiarras respondieron acercando la desventaja al -10. Su retorno al parqué tuvo un efecto instantáneo, pues su equipo evitó que se aproximaran excesivamente las donostiarras. Condicionó mucho, eso sí, la tercera falta –muy discutible– de Kalin, pero un triple de Higgs, que sumó 22 puntos, frenó el esperado empuje guipuzcoano. Aunque bajaron de la barrera psicológica, un triple sobre la bocina de Montse Brotons puso el 28-40 con el que se alcanzó el intermedio.

Se acaba el físico y se va el partido

La resurrección de las locales se confirmó tras la reanudación, cuando se acercaron hasta el 41-46 y Pepe Vázquez se vio obligado a pedir tiempo muerto. Se apretó aún más el choque, pero Silva, que acabó con 13 puntos, detuvo el vendaval como pudo con una acción de magia. Sin embargo, siguió haciendo mucho daño el juego interior donostiarra liderado por Toch Sarr y Coulibaly –acabaron con 12 y 22 tantos respectivamente– para poner el 49-50 con el que se alcanzó el cuarto periodo. Las espadas volvían a estar en todo lo alto, había un nuevo partido.

La remontada la selló Laura García con dos tiros libres y la propia escolta amplió la renta local. Seguían las pívots del cuadro vasco forzando situaciones más allá de lo legal y evitaban por lo civil o lo criminal que las del Bierzo Alto pudieran anotar. Sendos triples de Lara González y Joyce Cousseins Smith pusieron el partido muy cuesta arriba y la defensa local siguió imprimiendo mucha –excesiva quizá– energía en los contactos. Era imposible acceder a la zona vasca y los primeros tres segundos fueron castigados cuando ya era una evidencia aplastante y el partido estaba casi encarrilado. Otro triple de la 4 de la escuadra local, de hecho, lo sentenció antes del definitivo 69-58.

La ficha del partido:

IDK Euskotren, 69 (12+16+21+20): Lara González (4), Laura García (6), Meiya Tirera (6), Mariam Coulibaly (22) Antonia Delaere (8) -cinco inicial-; Joyce Cousseins Smith (11), María Eraunzetamurgil (-), Toch Sarr (12) y Becca Hittner (-).

Entrenador: Azu Muguruza.

Embutidos Pajariel Bembibre, 58 (24+16+10+8): Roselis Silva (13), Anna Palma (6), Lashann Higgs (22), Marianne Kalin (3), Sara Rhine (6) –cinco inicial-; Laura Méndez (-), Batouly Camara (-), Conchi Mongomo (3), Montserrat Brotons (5) y Monika Naczk (-).

Entrenador: Pepe Vázquez.

Árbitros: Jorge Caamaño Muñoz, Adrián Iglesias Ambrosio y Alberto García Parejo.

Incidencias: Partido correspondiente a la 16ª jornada de la Liga Femenina Endesa disputado a puerta cerrada en el José Antonio Gasca de San Sebastián (Guipúzcoa).

 

Departamento de comunicación de Baloncesto Bembibre

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

También podría interesarte

Trofeo a la Regularidad​

#JugadorÚltimaTotales
1Espi119
2Ivanildo119
3Willy-18
4Íñigo-17
5Tano-14
6Albertín113
7Trento-11
8Diego Tato111
9Juani Molina111
10Xavi Barrio-10
11Roberto Puente-10
12Deivis-9
13José Manuel-9
14Álex17
15Héctor-7
16Monroy-7
17Basalo-6
18Santi-5
19Romero-2
20Cendón-1
21Deivis Rodrigues-0
22Luis-0