El PP de Castropodame califica a Román Díaz como «un personaje siempre dispuesto al engaño» después de lo que consideran su «vuelta a la alcaldía por la puerta de atrás»

Transcripción literal de la nota de prensa remitida por el Partido Popular de Castropodame:

Según publica el Boletín oficial de la Provincia del hoy, 19 de octubre, Román Díaz Rodríguez llega de nuevo la Alcaldía del Ayuntamiento de Castropodame y, si bien pasa a ser el alcalde en la sombra, no deja de ser la crónica de una vuelta al poder por la puerta de atrás, ya denunciada por el Partido Popular durante su campaña

En marzo de 2021 el Juzgado de lo Penal de Ponferrada condena al entonces concejal Víctor Manuel Núñez Tercero, a inhabilitación para cargo público, por un delito de vulneración de derechos cívicos. Tras esta inhabilitación histórica, por ser la primera que se produce en este Ayuntamiento, el 21 de julio toma posesión como concejal Román Díaz Rodríguez.

Desde su posición de quinto concejal, de los cinco que tiene el PSOE, su ascenso ha sido meteórico. La Alcaldesa Josefa Álvarez inmediatamente lo designó como su Primer Teniente de Alcalde, y le delega todas las áreas municipales de relevancia, como son las de urbanismo, obras municipales, coordinador del personal, educación, sanidad y asuntos sociales, y además ha concentrado todo el poder en el propio Román, al incorporarlo en todos los órganos de gobierno municipales, aunque ello haya supuesto apartar a otros concejales del PSOE.

Esta escalada al poder ha tenido su penúltimo capítulo con el nombramiento de Román Díaz  como representante municipal en la Asamblea de Ediles del Consejo Comarcal del Bierzo y concluye, de momento, con Román Díaz de nuevo como Alcalde del Ayuntamiento de Castropodame.

El Partido Popular de Castropodame, considera que Román Díaz ha sido, sin duda, el peor alcalde de la historia de Castropodame y un personaje, siempre dispuesto al engaño, que no dudó en convocar un rueda de prensa, el 17 de enero de 2019,  para anunciar que “renuncia a presentarse a la reelección”, para meses después presentarse a las elecciones, en un discreto puesto, desde el que ha esperado pacientemente y de forma sibilina, para volver a ejercer como alcalde, sin importarle poner en peligro la vuelta a la normalidad institucional, que había conseguido alcanzar la alcaldesa Josefa, tras el nefasto gobierno de Román Díaz, cuyas consecuencias aún se siguen arrastrando a día de hoy.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

También podría interesarte