José Antonio García toma posesión en Folgoso manteniendo el acuerdo con el PSOE

Tal y como estaba previsto, José Antonio García tomó hoy posesión de su cargo al frente del Ayuntamiento de Folgoso de la Ribera, conforme al pacto de gobierno con los concejales del Partido Socialista, que decidió la alcaldía rotatoria en este mandato. Con “las mejores sensaciones del mundo”, aseguró al finalizar el Pleno, elogió el papel de Gabino Colinas durante este año y medio de legislatura.

Un periodo de tiempo de menos de año y medio para el PSOE frente a los restantes dos años y nueve meses para el PP que ya contemplaba el documento que aceptaron los ediles firmantes, en lugar de una alcaldía de dos años para cada candidato. “Habíamos quedado en que el relevo se produciría en septiembre, nosotros habíamos alcanzado el acuerdo que sería en septiembre de 2020”. Pero también reconoció la predisposición de Colinas para ceder la alcaldía incluso antes de este momento.

En esta misma línea, el alcalde saliente aseguró sentirse “más incómodo ahí [en la alcaldía] porque, a título personal, no me lo había ganado”. Pero no era partidario de rotar por periodos iguales “mitad y mitad”: “desde el principio estaba de acuerdo con que gobernara Toño”.

En el nuevo equipo de gobierno estará integrado Colinas como teniente de alcalde y concejal de Obras.

El nuevo alcalde salió elegido con los votos del PP y Partido Socialista, mientras que el candidato de Coalición por El Bierzo, Raúl Fernández, presentó su candidatura apoyada por los ediles de su partido.

Fernández había pedido “responsabilidad” a los concejales del PSOE, invitándoles antes del Pleno a que «voten en conciencia y en respeto de su ideología y programa electoral». Así mismo les había recordado que ningún punto de su programa incluía pacto alguno con el PP.

El candidato de Coalición por El Bierzo considera que se debe tener en cuenta su condición de lista más votada, pero reconoce que en este caso “quien decide no es el Partido Socialista, son dos concejales que tiene aquí”. Por ello, volvió a pedir a esta formación política que tome “alguna medida, espero y deseo que lo haga”, concluyó.

Objetivo de legislatura: solucionar problemas de agua en La Ribera

Los proyectos inmediatos pasan por solucionar el problema de agua en La Ribera. Un problema con el abastecimiento que se ha marcado el nuevo ejecutivo local porque «no puede ser que los concejales delegados estén todo el día pendientes de si hay o no hay agua».

Éste es el objetivo «prioritario», pero no pasó por alto la dificultad de este momento, caracterizado por la pandemia.

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

También podría interesarte