A CIENCIA CIERTA / La Tierra es… ¿como a cada cual le conviene?

En la Red y en otros medios de comunicación a menudo aparecen noticias que ( a mi modo de ver); mas que tratar de informar lo que buscan es impresionar. Entre estas son aquellas que afirman que La Tierra es plana o que tiene por el contrario forma de una pera.

Las noticias de este tipo, son sobre todo un ejemplo de como la realidad se puede ver desde distintos puntos de vista y como cada uno es válido en unas circunstancias y no lo es en otras. Lo que sucede con el tema de la forma de La Tierra, es sólo un ejemplo más de como el Mundo presenta realidades multiformes y como no siempre es sencillo decidir cual de los puntos de vista es aceptable y cual no. He elegido este tema, porque es seguramente uno de los que mejor puede entender el publico en general.

La realidad de una Tierra plana es tal sin ningún tipo de duda en superficies reducidas. Las paredes de dos edificios situados a 20 metros de distancia y a medida que los edificios se van haciendo mas altos; deberían irse alejando y en efecto así ocurre; pero este alejamiento es tan insignificante (se pueden hace cálculos) que a la inmensa mayoría de los efectos prácticos es nulo. En una palabra que en superficies poco extensas (50 metros cuadrados por ejemplo) la superficie de La Tierra es plana.

Ahora bien ya los antiguos griegos sospecharon que en distancias de cientos de kilómetros resultaría evidente que La Tierra ; no es plana. Una célebre medición (Eratóstenes) realizada hace ya más de 20 siglos sirvió para determinar con ¿razonable aproximación? la forma y medidas de La Tierra.

En la época de Eratóstenes se consideraba o consideraban los que creían en una Tierra redonda que esta era una esfera perfecta. Sin embargo siglos mas tarde se empezó a considerar que debía tener un cierto achatamiento. En el siglo XVIII y al menos en el ámbito científico la afirmación de que La Tierra es una esfera era ya errónea. La Tierra debía ser un elipsoide, es decir una esfera un tanto aplastada. Ahora bien una vez sentado que era una esfera achatada, el asunto era determinar (matemáticamente); la magnitud o la cuantía del achatamiento. En esta carrera desde el siglo XVIII, hasta la actualidad se han propuesto al menos 20 tipos de elipsoide, cada uno con sus correspondientes medidas. El primero de ellos (Maupertius) en el año 1738 y el último que yo sepa (IERS) en el año 2.000.

Sin embargo a muchos efectos prácticos podemos admitir aún hoy día, que la forma de La Tierra es la de una esfera perfecta. Los fabricantes de globos terráqueos que se llevan a los centros de enseñanza, para nada han de tener en cuenta el achatamiento de La Tierra. Los aproximadamente 22 Km. de achatamiento de La Tierra en los polos son insignificantes comparados con el radio medio de La Tierra (6.371km). Si el globo terráqueo tiene un radio de 25 cm. ( en general tienen menos) ,el achatamiento de 22 km. en el globo sería de ¡¡menos de un milímetro¡¡.Demasiado pequeño para tenerlo en cuenta.

Luego podemos decir que en efecto La Tierra es una esfera perfecta o una esfera un poco aplastada (no perfecta ) según “nos convenga”. En multitud de trabajos técnicos hay que partir de la consideración de que La Tierra; no es una esfera perfecta si no una esfera “aplastada” es decir lo que se conoce como un elipsoide. No obstante lo dicho y también en muchos trabajos técnicos de gran precisión podemos considerar a La Tierra como una esfera perfecta. Por ejemplo para determinar el efecto de la esfericidad en una nivelación topográfica.

Para aumentar más aún la complejidad o la confusión ahora hay quien argumenta que La Tierra, ni es una esfera perfecta, ni un elipsoide, ni por supuesto es plana. Se afirma que tiene una forma irregular y no coincidente con la de figura geométrica alguna. Por ello se le llama simplemente geoide, que se podría definir como un elipsoide perfecto, pero con “algunas imperfecciones”. Si la superficie del mar cubriese toda La Tierra o dicho de otro modo si no existiesen valles ni montes; la forma de La Tierra sería la del geoide. El nivel de precisión alcanzado en la actualidad en las técnicas de nivelación, hace ya muchos años que permitió demostrar que en efecto esto es cierto. La forma real de La Tierra es la del geoide.

Pese a todo aún cabría añadir otra forma y medidas mas a La Tierra; la que podríamos llamar “forma real”; que tiene en cuenta valles y montañas. Pero claro los valles y las montañas son insignificantes en el conjunto de La Tierra; mucho más insignificantes que los 22 Km. del achatamiento; así pues…..

En cualquier caso volvamos al geoide, esa forma que es la resultante de prolongar la superficie de los mares por debajo de las tierras emergidas. Este geoide según algunos “se parece” a una pera; lo cual es en efecto cierto pero sólo desde cierta perspectiva.Por tanto en una cuestión que parece tan sencilla, que está tan analizada, medida y comprobada desde hace siglos y que en esencia es una cuestión científica y mas en concreto una cuestión matemática;…hay cierto margen para la discusión y la controversia.

Nada tiene de extraño pues que a otros niveles (cuestiones políticas por ejemplo) las discusiones se tornen interminables y que a menudo resulte imposible llegar a un acuerdo para determinar cual es la verdad. Estas reflexiones deberían servir pues, para ser tenidas en cuenta cuando discutimos sobre la razón y la sin razón.“La razón sólo tiene un camino” decía un político local de mi pueblo;…pero yo dudo de que así sea y aunque lo fuese ese camino único no parece fácil de hallar. Finalizo con una composición de varias imágenes tomadas de La Red y que todas ellas bajo ciertas premisas, puntualizaciones y matizaciones pueden considerarse reales.

Rogelio Meléndez Tercero

 

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

También podría interesarte