Ponen en marcha una campaña para recoger ropa y alimentos para una familia ucraniana acogida en Bembibre

Un matrimonio de Bembibre ha acogido a seis familiares ucranianas que huyeron de Kiev a causa de la guerra. Sin embargo, las dificultades sobrevenidas en el proceso de acogida han puesto a esta familia en una situación límite, lo que ha dado lugar a una campaña de ayuda para buscar ropa y alimentos para la familia refugiada.

Iván y Yanina, ella ciudadana de Ucrania, que viven en Bembibre con sus cuatro hijos, no se lo pensaron dos veces y centraron sus esfuerzos en procurar un hogar para dos hermanas de la mujer y cuatro sobrinas. Huyeron de Kiev cuando la situación comenzó a complicarse el mismo día en que un proyectil que no llegó a explotar cayó sobre el tejado de su vivienda.

De Ucrania a Polonia para atravesar toda Europa en una cruzada de siete días pasando por Berlín y París hasta llegar a Barcelona y, finalmente, a Madrid. Un viaje duro que afectó especialmente a una de las pequeñas quien, a su llegada a Bembibre, tuvo que ingresar directamente en el Hospital del Bierzo por deshidratación. También las niñas adolescentes, que tienen dificultades para sumir una situación que les ha privado una parte de su juventud obligándolas a vivir lejos de sus amigos para ponerlas a salvo de la guerra.

En Bembibre han encontrado su nuevo hogar, pero lo que no se imaginaban Iván y Yanina era que su día a día se convertiría en una auténtica odisea para regularizar la situación. Poco a poco se van cumpliendo los trámites, pero, mientras tanto, tienen que hacer números para salir adelante en esta unidad familiar que ha pasado de tener 6 a 12 personas.

Sin ayudas económicas

Iván narró los hechos en la emisora FM Bierzo donde explicó que no han recibido ayudas económicas en medio de un proceso de regularización más complejo del que ellos pensaban. Todo ello unido a las secuelas de la guerra que padecen sus familiares que les está afectando psicológicamente.

Iván lamentó que no haya suficiente información para completar el proceso de acogida: “me derivan a una asociación de ayuda al refugiado donde les explico la situación, les digo que tengo mucha gente en casa y me derivan a la asistente social”. Sin embargo, según dijo, tampoco pudo solucionar el problema en los servicios sociales: “me comentan que como son familia mía tengo que hacerme cargo yo”.

El bembibrense no ocultó su malestar con esta respuesta, insistiendo en que lo primero es poner a salvo a su familia y luego ya buscarán la forma de salir adelante, “aunque tenga que comer macarrones todos los días”. Pero ha denunciado las dificultades con las que se ha encontrado.

Unas dificultades que se han dado en otras situaciones. En esa misma entrevista, Irina, una ciudadana de origen ucraniano residente en el Bierzo que ha acogido a tres refugiados, reconoció que ha habido casos que han tenido una mayor dificultad mientras otros procesos de acogida han sido más sencillos, como en Fabero.

En el caso de Bembibre, Iván todavía está pendiente de completar la regularización en la Comisaría de León, previsiblemente mañana, “y después se verá”, dijo, a la hora de analizar su futuro. “Vivienda no necesito, ya tengo, y tampoco pido dinero. Pero no es lo mismo comer cuatro que comer doce”, dijo en esta emisora.

Hasta este momento ha contado con la ayuda económica de familiares y amigos, y la implicación de vecinos del barrio que han hecho aportaciones. La solidaridad se va extendiendo poco a poco desde Bembibre a la espera de que las ayudas públicas comiencen a llegar y permitan a esta familia comenzar a recuperar una mayor normalidad.

Cómo ayudar

Las personas que quieran hacer sus donaciones pueden hacerlo en dos establecimientos de Bembibre: en la librería Yupi y en El Desván.

Las necesidades actuales son: calzado tallas 28, 38, 39 y 41. Ropa tallas M y talla de 5/6 años. También alimentos.

Como dato reseñable, durante la entrevista, que se emitió esta misma mañana, se produjeron dos donaciones en uno de los puntos con ropa y material para las niñas y 100 euros para material de higiene.

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en pinterest
Pinterest
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

También podría interesarte