Radioterapia en el Bierzo, Crónica de una privatización anunciada

Transcripción literal de la nota de prensa remitida por. La Asamblea de “Usuarios por la Sanidad Publica –El Bierzo y Laciana”

Todo va según lo previsto. Según lo que han planificado escrupulosamente los gestores de la sanidad pública (Sacyl) PP, y los referentes del sector privada -Grupo Recoletos- en nuestra comarca, con el alcalde de Ponferrada y el Presidente Comarcal, (PSOE), ejerciendo tareas de relaciones públicas del Grupo Recoletos.

Desde la asamblea de “Usuarios por la Sanidad Publica –El Bierzo y Laciana”, y desde CAS (www.casestatal.org) llevamos años denunciando la relación causal entre el deterioro del sistema sanitario y la privatización de sus partes más rentables.

Este es el caso de la radioterapia del hospital del Bierzo, anunciada desde hace años por la Junta, pero nunca ejecutada, lo que obligaba a trasladar a los pacientes a los hospitales de León y Valladolid, con los consiguientes perjuicios y molestias, y los gastos de desplazamientos innecesarios, de haber existido en nuestro hospital el servicio. Por cierto, el transporte sanitario también en manos privadas, no iba a ser menos.

La estrategia es la misma que el PP, ahora con la complicidad de CS, ha seguido: se deteriora lo existente, o no se crean los servicios necesarios para atender a la población, a continuación se genera ruido mediático (que nunca apunta a las causas reales del problema, solo se centra en los síntomas) para potenciar la demanda ciudadana de la necesidad insatisfecha, y a continuación alguien aparece con la varita mágica y ofrece la solución, eso sí, traspasando la prestación sanitaria que debía impartir la Seguridad Social (esa que pagamos con nuestros impuestos), al sector privado.

Ahora nos cuentan que es una solución provisional, pero nadie se cree que Recoletas vaya a invertir 4,5 millones de euros si no tiene garantizado bajo cuerda que el concierto va para largo. No es cuestión de perder el negocio de unos pacientes cautivos, pacientes que prácticamente en su totalidad provendrán del sector público. ¿Cuántos pacientes privados utilizarían anualmente este servicio? Muy pocos, quizás se pudieran contar con los dedos de una mano. Porque ese sector de pacientes ricos con problemas oncológicos, tiene capacidad económica suficiente para tratarse en centros privados de referencia de Madrid, o en cualquier otro hospital de referencia en otros territorios del Estado. Nunca se quedarían en el Bierzo. Recoletas sabe de sobra que sería imposible el negocio.

Sabemos que la atención oncológica supone una de las partidas más importantes del gasto sanitario del estado español, donde según datos de la Sociedad Española de Oncología en 2021 habrá cerca de 280.000 nuevos casos, y dicha sociedad vaticina un aumento rápido en los próximos años.

En el caso de la Comunidad de Castilla y León, el gasto oncológico supondrá en 2021 alrededor de 220 millones de € (de un presupuesto sanitario de 4.365 millones de €). Es injustificable que de esos 4.365 millones €, no haya 4,5 millones para crear el servicio dentro del hospital del Bierzo. Es injustificable que del 5% de gasto sanitario público que se dedica habitualmente a atención oncológica, no hayan podido dedicarse en los últimos años 4,5 millones de € para crear el servicio. A no ser que se estuviera preparando la privatización del servicio, como ya ha ocurrido en otras localidades (Segovia, Alcázar de San Juan…).

Ahora, desde “Usuarios por la Sanidad Publica -El Bierzo y Laciana-“ asistimos perplejos a las hipócritas reacciones, no solo de los responsables la Junta de Castilla y León, gobernada por el PP y Cs, sino también, a las de sus cómplices, el PSOE y Unidas Podemos, ya que la legislación por la cual se va a cometer la tropelía es de ámbito estatal: el artículo 90 de la Ley General de Sanidad, que permite privatizar la asistencia sanitaria, siempre que se hayan utilizado previamente los recursos públicos. La ecuación es sencilla: se deteriora un servicio, o no se pone en marcha aunque sea necesario, para a continuación justificar la privatización.

La derecha hace el trabajo sucio, pero la “izquierda” lo permite, ya que no ha sido consecuente con el texto de acuerdo de coalición que les llevo al gobierno de la nación, donde se prometía: “blindar el sistema de salud pública y revisar las leyes que permiten las privatizaciones”. Una vez más se demuestra que nuestros derechos solo se pueden defender en la calle. Por la derogación de la ley 15/97 y del artículo 90 de la LGS.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

También podría interesarte