El PCE critica la actitud de la Junta y hace un llamamiento a la matriculación del alumnado berciano en la educación pública

Entre el 19 de marzo y el 6 de abril está abierto el periodo de admisión del alumnado en los centros docentes sostenidos con fondos públicos de la Comunidad de Castilla y León. Un hecho que ha producido reacciones en los últimos días. Numerosos centros públicos han llamado a la matriculación en la educación pública. Sindicatos de clase, AMPA´s y colectivos sociales se han sumado a esta medida que sin embargo ha sido censurada por la Conserjería de Educación.

El PCE denuncia que la Junta prohíbe y ha ordenado retirar pancartas con el lema «Escuela pública, de todos/as para todos/as», de los centros públicos porque «faltan a la neutralidad». Isabel Maroto ha señalado que una administración pública debe defender los servicios públicos. Además, apunta que la Junta no es neutral, pues al tiempo que retira las pancartas a favor de la escuela pública “permite la ostentación de pancartas y simbología política contraria a la nueva ley de educación en los centros privados y privados-concertados.” “Son prácticas claramente partidistas del PP y Ciudadanos hacia la educación privada financiada con fondos públicos”, aclara el PCE.

El PCE rechaza el avance de la educación privada-concertada porque, argumentan, “segrega de formas muy sibilinas y alegales al alumnado en función de sus ingresos económicos, acapara fondos públicos en detrimento de la pública y adoctrina en valores religiosos y conservadores”.

Maroto ha rechazado la campaña que desde distintas instituciones ligadas a la iglesia católica o a la patronal de la escuela concertada, como el «pseudo-sindicato FSIE”, que animan a matricular en la escuela concertada.
La organización ha defendido un modelo de educación pública de calidad, “que sea vertebradora de una enseñanza con valores democráticos”. La educación pública permite aprender y practicar un modelo democrático, con altos niveles de calidad docente, explica Maroto que insiste en que la educación “debe estar al servicio de la sociedad y no de un negocio”.

La formación comunista ha querido defender la educación pública por el nivel de preparación, desempeño y dedicación de sus docentes. Maroto destaca que “la pública permite participar a la comunidad educativa, es plural como la sociedad, tiene más calidad y es menos costosa para las familias”. Además utilizan los impuestos de forma eficaz, ya que no pretende obtener rentabilidad económica como la privada y privada concertada, sino ofrecer un servicio público, argumenta.

El PCE muestra su apoyo a la comunidad educativa en su defensa de la educación pública. “Las AMPA´s, los sindicatos y equipos directivos están dando una lección en defensa de la Educación Pública, es nuestra labor como partidos democráticos y la de toda la sociedad apoyarlos y defender la educación pública”, concluyen.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

También podría interesarte