El PCE critica la actitud de la Junta y hace un llamamiento a la matriculación del alumnado berciano en la educación pública

Entre el 19 de marzo y el 6 de abril está abierto el periodo de admisión del alumnado en los centros docentes sostenidos con fondos públicos de la Comunidad de Castilla y León. Un hecho que ha producido reacciones en los últimos días. Numerosos centros públicos han llamado a la matriculación en la educación pública. Sindicatos de clase, AMPA´s y colectivos sociales se han sumado a esta medida que sin embargo ha sido censurada por la Conserjería de Educación.

El PCE denuncia que la Junta prohíbe y ha ordenado retirar pancartas con el lema «Escuela pública, de todos/as para todos/as», de los centros públicos porque «faltan a la neutralidad». Isabel Maroto ha señalado que una administración pública debe defender los servicios públicos. Además, apunta que la Junta no es neutral, pues al tiempo que retira las pancartas a favor de la escuela pública “permite la ostentación de pancartas y simbología política contraria a la nueva ley de educación en los centros privados y privados-concertados.” “Son prácticas claramente partidistas del PP y Ciudadanos hacia la educación privada financiada con fondos públicos”, aclara el PCE.

El PCE rechaza el avance de la educación privada-concertada porque, argumentan, “segrega de formas muy sibilinas y alegales al alumnado en función de sus ingresos económicos, acapara fondos públicos en detrimento de la pública y adoctrina en valores religiosos y conservadores”.

Maroto ha rechazado la campaña que desde distintas instituciones ligadas a la iglesia católica o a la patronal de la escuela concertada, como el «pseudo-sindicato FSIE”, que animan a matricular en la escuela concertada.
La organización ha defendido un modelo de educación pública de calidad, “que sea vertebradora de una enseñanza con valores democráticos”. La educación pública permite aprender y practicar un modelo democrático, con altos niveles de calidad docente, explica Maroto que insiste en que la educación “debe estar al servicio de la sociedad y no de un negocio”.

La formación comunista ha querido defender la educación pública por el nivel de preparación, desempeño y dedicación de sus docentes. Maroto destaca que “la pública permite participar a la comunidad educativa, es plural como la sociedad, tiene más calidad y es menos costosa para las familias”. Además utilizan los impuestos de forma eficaz, ya que no pretende obtener rentabilidad económica como la privada y privada concertada, sino ofrecer un servicio público, argumenta.

El PCE muestra su apoyo a la comunidad educativa en su defensa de la educación pública. “Las AMPA´s, los sindicatos y equipos directivos están dando una lección en defensa de la Educación Pública, es nuestra labor como partidos democráticos y la de toda la sociedad apoyarlos y defender la educación pública”, concluyen.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
WhatsApp
Telegram

También podría interesarte

Destacadas de Bembibre Digital cabecera