La plantilla del Pajariel Bembibre queda atrapada en Tenerife por la nevada caída en Madrid

Pajariel Bembibre Aeropuerto Tenerife

La plantilla del Embutidos Pajariel Bembibre ha quedado atrapada en Tenerife en su desafortunado y caótico intento de regresar a la península. La intensa nevada que ha caído en Madrid, que hace imposible el aterrizaje de la aeronave, no les ha permitido tomar el vuelo de regreso (que era el único que no había sido cancelado ayer),

La expedición bembibrense tenía previsto su regreso a las 16 horas (hora canaria). Llamaba la atención que todos los vuelos a Madrid habían sido cancelados excepto el del equipo berciano, tal y como explicó la presidenta del Club Baloncesto Bembibre, Amparo Villadangos.

“Llegamos a las 14.30, a las 16 horas estaba prevista la salida, y hasta las 12 de la noche que nos recogieron pasamos todo el día en el aeropuerto”.

Pero, en esa franja horaria, les llegaron a asegurar en varias ocasiones que su vuelo iba a poder regresar, con el avión en pista y la tripulación preparada para despegar. Incluso, a las 18 horas les llegaron a indicar que podían salir.

Nada más lejos de la realidad. Una hora más tarde el vuelo quedó cancelado y a las 22.30 horas les dijeron que en 20 minutos las llevarían a un hotel. Tardaron hora y media.

La presidenta del Embutidos Pajariel Bembibre reconoció que “nos vimos haciendo noche en el aeropuerto”, con la dificultad adicional de cenar en plena pandemia, con todo cerrado. “Al final pudimos cenar unos bocadillos”, indicó.

En este momento de la mañana todavía no saben a qué hora podrán regresar a Madrid. La presidenta planteó que el vuelo llevara al equipo de regreso a Santiago de Compostela, ya que el jueves tienen que disputar el siguiente partido, en casa, frente al Valencia Basket. Sin embargo, todavía no tienen una solución al respecto.

Viaje de ida complicado

Si el viaje de vuelta se ha complicado por el temporal en Madrid, que hace imposible el aterrizaje del avión, la ida no estuvo exenta de complicaciones.

Primero, una avería en el avión las obligó a cambiarse a otra aeronave. “Cada vez que arrancaba el avión saltaba la luz”, concretó la presidenta del Pajariel Bembibre. “Luego nos cambiaron de avión y empezó a caer una nevada en muy poco tiempo que casi nos deja en Madrid”. En este sentido, “si tardamos media hora más no podemos salir”.

La llegada a Tenerife fue entre un inmenso diluvio. Y, para rematar la jugada, en el terreno deportivo el equipo, que tuvo una muy buena actuación en la cancha, cayó en la prórroga frente al equipo local.

Villadangos espera una solución lo antes posible para evitar acusar el cansancio ante el próximo rival.

Foto: redes sociales del Club Baloncesto Bembibre.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

También podría interesarte