La pandemia no evita que la Peña Gistredo cumpla con la tradición de subir el Belén al Catoute

La Peña de Montañeros Gistredo, a pesar de la situación especial motivada por la pandemia del COVID-19, cumplió con la tradición de subir el Belén al emblemático pico del Catoute. Una tradición que alcanza ya las 51 ediciones, y que no estuvo exenta de dificultad debido a las condiciones climatológicas.

Fue una subida especial, sin convocatoria y con un grupo reducido de una docena de participantes, divididos en dos grupos de 6 personas, para cumplir con las medidas de seguridad y garantizar que todos los aficionados a la montaña que cada año -en torno a los 200- acuden a la subida del Belén, puedan reencontrarse para volver a subir el próximo año.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

También podría interesarte