Incertidumbre sobre las medidas restrictivas en el puente: Igea anuncia una vuelta progresiva pero lo condiciona a una menor incidencia del virus

Incertidumbre sobre lo que va a suceder respecto a las medidas restrictivas en Castilla y León a partir del próximo 3 de diciembre. En concreto, con el puente de la Constitución y la Inmaculada a la vuelta de la esquina, la duda es si podrá reabrir la hostelería o seguirá cerrada. Al respecto, el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, mantuvo una reunión ayer con los representantes del sector a los que trasladó que dependerá de la evolución epidemiológica y la incidencia en la comunidad.

La Junta anunció ayer medidas progresivas de alivio a partir del próximo día 3, pero sin concretar nada. La clave está en la incidencia del virus: si baja de los 400 casos por cada 100.000 habitantes podría permitir la apertura durante el puente.

En cualquier caso, Igea aseguró que “preveemos que a partir del 3 podremos retirar las restricciones adicionales que se tomaron el 6 de noviembre en una inmensa mayoría del territorio”, lo que da a entender que las medidas se mantendrán provincializadas si fuera necesario. Hay varias provincias que podrían rebajar de forma inminente el nivel de alerta 4 “y eso nos va a permitir reiniciar la actividad en gran parte de esos sectores”.

“Las cosas están yendo bien, la actividad se va a poder retomar de forma progresiva”, aseguró el vicepresidente.

Sobre el cierre perimetral, Igea aún no se ha pronunciado a expensas de tomar “una decisión conjunta”. En cualquier caso, ha adelantado que todo apunta, eso sí, a que este cierre de la comunidad “se mantenga”.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

También podría interesarte