La primera noche de toque de queda transcurre con 14 denuncias en la provincia de León

La primera noche de toque de queda en Castilla y León transcurrió mayoritariamente «tranquila», sin incidentes reseñables y con un «muy alto cumplimiento» de la restricción horaria establecida por la Junta de Castilla y León, según la valoración de los responsables autonómicos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

No obstante, en el balance realizado por los cuerpos de seguridad de las 9 provincias, y según los datos facilitados por éstos a las subdelegaciones del Gobierno, la noche finalizó con un total de 276 denuncias por incumplimientos de la normativa que limita la movilidad en la Comunidad Autónoma desde las 22 horas hasta las 6 de la mañana.

Este dato, sin embargo, es mínimo en relación al número de intervenciones de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, que mayoritariamente informaron a las personas que se encontraban en las vías públicas después del toque de queda de la entrada en vigor de la restricción y comprobaron que, en un amplísimo porcentaje, esos ciudadanos se encontraban en alguno de los supuestos permitidos por el decreto de la Junta de Castilla y León.

La provincia en la que más actas de denuncia se levantaron fue Burgos, con 98, en sentido contrario, la provincia con menos propuestas de sanción fue Zamora, con tan sólo 4.

Con respecto a León no hubo incidentes reseñables y se impusieron un total de 14 propuestas de sanción, de las cuales, una de Policía Nacional impuesta en San Andrés del Rabanedo y 13 en demarcación de Guardia Civil

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
WhatsApp
Telegram

También podría interesarte

Destacadas de Bembibre Digital cabecera