La científica Cristina Viéitez, natural de Matachana, promueve una conferencia internacional para analizar el impacto del Covid-19

La pandemia del covid-19, junto con las graves consecuencias desde el punto de vista médico, está dejando un fuerte impacto social. Los efectos más perjudiciales afectan a personas en situaciones de vulnerabilidad, pero a nivel científico también provoca efectos negativos. La pandemia evidenció más que nunca en los últimos tiempos la importancia social de la ciencia, pero también está amplificando disparidades preexistentes en el sistema de I+D como la desigualdad de género.

El Laboratorio Europeo de Biología Molecular (EMBL) juntará el próximo 9 de septiembre en una conferencia virtual un grupo internacional de mujeres líderes en distintos campos para analizar el impacto de la academia entre las científicas y proponer medidas que contribuyan a paliar la brecha de género en la llamada nueva normalidad. Entre ellas, y como impulsora de la iniciativa, está la berciana (natural de Matachana), Cristina Viéitez, doctora en Biología Molecular

La inscripción en la conferencia El impacto de la crisis de la covid-19 en las mujeres en ciencia: desafíos y solucioneses gratuita y todas las intervenciones se podrán seguir en abierto desde https://www.embl.org/events/covid19-wis/ (Twitter #wiscovid19). El programa, disponible en el mismo enlace, contará con la intervención de la directora general de EMBL, Edith Heard, y otras nueve mujeres procedentes de instituciones científicas de Alemania, España, Francia, Reino Unido, Estados Unidos, Nigeria, Argentina, Republica Checa y Japón. La conferencia girará alrededor de cuatro ejes: la experiencia de las mujeres en el sistema científico durante esta crisis, las estrategias para minimizar su impacto desde la perspectiva de género, herramientas y recursos para la correcta salud mental durante la crisis de la pandemia del covid-19 y el liderazgo institucional en este contexto.

Riesgo de involución

Diversos estudios constatan que, desde la puesta en marcha de las medidas de confinamiento y como consecuencia del aumento de las responsabilidades familiares, la productividad de las científicas experimentó un descenso acusado, mientras que entre los científicos se mantuvo estable o incluso se incrementó.

Las consecuencias de este declive aún no se conocen con exactitud, pero podrían extenderse en el tiempo y tener un efecto muy negativo en los avances previos de cara a la reducción de una brecha de genero en la ciencia, que encuentra, entre otros obstáculos, un sistema de evaluación de la productividad arbitrario y anticuado, a pesar de que esta demostrado que los equipos de trabajo diversos y multiculturales son mas eficientes e innovadores, alertan las coorganizadoras de la conferencia Natalia Paula Gabrielli López (Argentina; 1978), Sarela García Santmarina (Lugo, 1978) y Cristina Viéitez Manrique (León, 1984).

Las investigadoras son parte del equipo de Heidelberg de EMBL, laboratorio de referencia en las ciencias de la vida que también integra grupos de investigación en Barcelona, Hamburgo, Grenoble, Roma y el Instituto de Bioinformática de Hinxton (Reino Unido).

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

También podría interesarte