Una deuda de más de 50.000 euros de las empresas de transporte de viajeros pone en jaque a la estación de autobuses de Bembibre

Autobuses Bembibre

La deuda que han contraído diferentes empresas de transporte de viajeros con el adjudicatario de la estación de autobuses de Bembibre están poniendo en peligro la continuidad del servicio. El pasado miércoles, el grupo Ciudadanos advertía de la ‘inoperancia’ de la estación, donde no se venden billetes de la principal operadora, que es Alsa. Sin embargo, detrás de esta decisión está la deuda, por encima de los 50.000 euros, por impago de las tasas.

Así lo puso de manifiesto el empresario que gestiona el servicio de estación de autobuses, José Manuel Ventura, que ha pedido una reunión con la alcaldesa de Bembibre a fin de conocer la tramitación que se ha dado del procedimiento y la comunicación, en su caso, con las empresas de transporte de viajeros.

No es óbice, en cualquier caso, para que aquéllas puedan alegar desconocimiento pues las tasas se aprobaron en el Pleno municipal del 26 de septiembre de 2016 y se publicaron en el Boletín Oficial de la Provincia de León el día 30 de diciembre del mismo año.

Esta disposición establece que “la obligación de contribuir por estas tasas nace desde el momento en que se preste el servicio o se utilicen los recintos o instalaciones”.

La tasa oscila entre 64 y 70 céntimos por vehículo en función del kilometraje, así como establece otros conceptos por permanencia nocturna o diurna.

Es difícil la comunicación con Alsa

El empresario ha puesto de manifiesto la dificultad para hablar con empresas como Alsa, cuya estructura obstaculiza la comunicación con la operadora. De hecho, no responde a los escritos enviados exigiéndole el pago de las tasas, aseguró Ventura.

El adjudicatario también indicó que la operadora llegó a cuestionar estas tasas. Sin embargo, no consta que hubiera hecho alegaciones en el periodo de exposición desde la aprobación de las ordenanzas correspondientes. Tan siquiera, que haya habido oposición alguna durante estos casi tres años.

Ventura que no tiene ningún margen de maniobra por cuanto la normativa la aprueban administraciones públicas ajenas a él. “No puedo ni prohibir la entrada a las empresas de autobuses si éstas no pagan, pero hay unas tasas que no abonan. ¿Entonces qué me queda?”, pregunta.

Pide al Ayuntamiento que tome cartas en el asunto

Por ello, pide que el Ayuntamiento tome cartas en el asunto ya que es el organismo que ha aprobado las tasas correspondientes. En cualquier caso, ha pedido toda la tramitación del expediente para estudiar las medidas judiciales correspondientes.

Además del impago de Alsa, el es el grueso de deuda  la estación de autobuses de Bembibre, hay otras empresas como Pelines o González de la Riva con las que, reconoce, es posible el entendimiento para cuantificar la deuda. Asimismo, asegura que es consciente que estas empresas realizan servicios de Alsa y cabe la negociación con aquellas para el cobro de las tasas.

El adjudicatario lamenta el revuelo a raíz del cierre de venta de billetes, y espera que la situación pueda reconducirse. Es más, reconoce que ha ayudado, incluso, a algunos viajeros a sacar los correspondientes billetes.

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

También podría interesarte