Confederación activa la Oficina Técnica de la Sequía y propone el ahorro para usos no prioritarios

La situación de prealerta que, según afirma la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil, por el momento no pone en riesgo directo el abastecimiento de los principales sistemas, aunque sí afecta a los parámetros ambientales, ha hecho que sea necesario constituir la Oficiana Técnica de la Sequía en la cuenca hidrográfica.

El Plan Especial de Actuación de la cuenca del Miño-Sil prevé un conjunto de medidas adaptadas a los diferentes umbrales de sequía que establece el propio plan y que han sido comunicadas a las Delegaciones y Subdelegaciones del Gobierno, Comunidades Autónomas, Diputaciones Provinciales, Mancomunidades de Municipios y a los 220 ayuntamientos que componen esta cuenca hidrográfica del Miño-Sil.

Las medidas propuestas son, entre otras,  el ahorro de suministro en usos y destinos no prioritarios, como el riego de jardines o el baldeo de calles, reducción de presión nocturna en redes urbanas y refuerzo de los controles del agua captada para el abastecimiento, con el fin de evitar que la calidad del agua, debido al escaso caudal, sea menor.

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en pinterest
Pinterest
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

También podría interesarte