Con motivo del homenaje a Tomás Néstor

Tomás Néstor
Tomás Néstor

Texto escrito con motivo del homenaje que se le rindiera el pasado sábado en Bembibre al profesor, viajero y animador cultural Tomás Néstor Martínez.

Recuerdo la primera vez que nos vimos y hablamos de Juan Goytisolo y nuestra pasión común por Marruecos. Eso fue en Bembibre: nexo de unión y espacio afectivo donde nos ha tocado -o hemos decidido- realizar labores varias. Desde ese momento se forjó una afinidad amistosa que ha perdurado, por fortuna, a través del tiempo. Hemos tenido la ocasión de vernos en diversos encuentros y saraos culturales, incluso hemos compartido Tardes gloriosas, a orillas del Órbigo, en tu tierra natal,  en mi “útero de Gistredo” (Noceda del Bierzo), en el hayedo de Busmayor, y recientemente en Priego, Cuenca, que para mí fue una experiencia maravillosa, impregnada de poesía y amistad, sonrisas y afectos entrelazados en una belleza inolvidable, la que se procuran unos seres humanos dispuestos a vivir y sentir, a sentir todo de todas las maneras, como aquellos versos de Pessoa, a sentir en definitiva el mundo con ese toque mágico de amistad que nos envuelve tras su cálido aliento y su alegría acariciadora. La amistad, y aun otros afectos, como forma de vida, sobre todo en estas épocas convulsas. Cultivemos pues, amigo Tomás, la amistad, siempre y en todo momento, como hicieran los filósofos epicúreos, cuyo saber consistía en alejarse del mundanal ruido para reunirse al amor sagrado de las palabras en un huerto o jardín, quizá bajo algún árbol cobijador. Y aunque a veces nos sintamos eremitas, al menos por instantes, esta es una magnífica ocasión para rememorar -también vivir- los buenos momentos compartidos, aquí y ahora, antes y después, con todas vosotras y vosotros, contigo, estimado Tomás.

Desde este espacio-jardín, que ansío sea de las delicias,  seguiré creyendo en la amistad, y ojalá este encuentro, esta reunión-homenaje a tu persona, querido Tomás, perviva más allá de estas humildes palabras, que sólo aspiran a dar cuenta de lo que estoy sintiendo.

Manuel Cuenya

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

También podría interesarte