El Pleno de Bembibre corrige los errores de intervención para aprobar el presupuesto de 2019

El Pleno de Bembibre ha dado hoy luz verde a la modificación de partidas erróneas que se habían incluido en la aprobación presupuestaria inicial del pasado 21 de octubre. Un error que apreció el concejal de Coalición por El Bierzo, Jaime González, por no contener una partida para el pago de las retribuciones a la Corporación permitió detectar otros errores que el equipo de gobierno atribuyó a un error de intervención.

Además de la ausencia de partida para el pago a los ediles de la Corporación, el presupuesto inicial contemplaba una partida de promoción cultural para Tardes de Autor 1.000 euros más baja de la que debía consignar, o el mantenimiento web por importe de 7.000 euros en lugar de los 17.000 consignados para hacer frente a los pagos.

La portavoz del Partido Popular, Elsa García, reprochó que para hacer frente al pago de estas cantidades hayan supuesto una reducción de otras partidas como la destinada a obras, que pasa de los 280.000 euros a los 138.000, lo que supone una rebaja de 142.000 euros respecto a la cantidad consignada en el último Pleno. Una modificación que “no se corresponde con la idea que teníamos” y que sigue en la línea de oposición que expresó en la última sesión.

Un presupuesto que volvió a plantear dos cuestiones: por un lado, que llega en las postrimerías del ejercicio actual, con lo que se habla más bien de un ‘postsupuesto’ que de ‘presupuesto’ propiamente dicho. Por otro lado, que se trata de un presupuesto que incluye conceptos que se han ejecutado a caballo entre dos legislaturas.

Por ello, Courel volvió a tender la mano a los grupos de oposición para la confección del presupuesto de 2020 cuando dijo que “será el de este equipo de gobierno de verdad”. “Ahí aceptaremos todas las sugerencias y, en caso de no hacer las cosas de verdad, aceptar las críticas”, concluyó.

Ciudadanos no profundizó en el fondo del asunto manteniendo la abstención del anterior Pleno por cuanto “no es un nuestro presupuesto”, aunque elogiando aspectos que, desde su punto de vista, “se han hecho bien”. “Aunque no tiene sentido el anexo de inversiones porque no se van a poder hacer, es un presupuesto que han tenido que hacer a todo pasado”, aseveró. Aunque sí dio un tirón de orejas por cuanto en estas modificaciones que se han hecho no se tengan en cuenta modificaciones “para gasto social”.

Este punto salió adelante con el voto en contra del Partido Popular y la abstención de Ciudadanos. El concejal de Coalición, que no llegó a desvelar la orientación de voto, tuvo que ausentarse poco antes de la votación por obligaciones laborales.

El convenio con Cáritas, a debate

El convenio con Cáritas fue uno de los aspectos que centró buena parte del debate. El concejal de Ciudadanos, Jaime González, había pedido en la sesión anterior un incremento en la partida para compensar la ausencia de convenio del año anterior. El portavoz socialista, Gerardo Álvarez Courel, atribuyó la responsabilidad al anterior ejecutivo local porque “antes no se hacían las cosas”. Por su parte, la portavoz del PP aseguró que la falta de convenio fue porque “no pudieron actualizar el reglamento de Cáritas y no se pudo hacer hasta la legalización de la situación”, pero añadió que “se habló en el Patronato que, como excepción, en este ejercicio fueran 2.000 euros”.

La concejala de Acción Social, Beatriz Arias, explicó que el problema para duplicar la partida presupuestaria incluyendo el año anterior radica en la dificultad para justificar esa subvención pues la ONG “fundamentalmente, el mayor gasto que tienen es de alimentos, pero del año anterior no tienen”.

Por esa ausencia de convenio «es ilegal hacer el pago», aseguró tanto la propia edil como el portavoz socialista, y aunque la intención era conceder la cantidad de 2.000 euros finalmente no es posible por cuanto la ONG no puede justificar esta cantidad, declaró.

Otro de los aspectos que se expusieron en el debate fue la falta de pago a la Fundación Palacio de Canedo, que había quedado pendiente de la anterior legislatura, o el impago de los desfibriladores, lo que llevó a una intervención de la alcaldesa, crítica por haber organizado una carrera solidaria y que no se haya destinado el dinero a su fin.

El Pleno también incluía una modificación de la ordenanza de la estación de autobuses, a tenor de la deuda de varias compañías con el concesionario del servicio. Sin embargo, el punto quedó finalmente sobre la mesa al detectar una diferencia en los importes a pagar que recoge el reglamento con los importes que contempla la ordenanza municipal.

Por otro lado, salieron adelante tres mociones del PP, una en defensa de la educación concertada, una segunda moción por el día internacional de las violencia contra la mujer, y una moción que propone un plan integral de Alzheimer.

El PSOE introdujo una moción en Pleno para rechazar el planteamiento de agrupación de consultorios rurales que propone la Junta. Ésta última salió adelante con el voto en contra del grupo Ciudadanos que, según destacó el portavoz, Sigifredo Benavides, atiende al argumentario de su grupo político en las Cortes.

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

También podría interesarte