El prestigioso gaitero Bras Rodrigo presenta su último disco con un concierto en el Benevivere

Este sábado 13 de abril, el prestigioso gaitero internacional Bras Rodrigo, actuará en en el Teatro Benevivere, donde presentará su último trabajo discográfico ‘A pause in New York’. Será a las 21,00 horas, con entradas a 10 euros en taquilla y 8 euros en venta anticipada. Pueden adquirirse en La Casa de las Culturas, Café Bar La Ruta, Librería Yupi, y en la web de entradas wegow.

Bras Rodrigo, maestro gaitero, ha sido nombrado Coordinador-Ejecutivo para Europa del Desfile de San Patricio de Nueva York que es el Festival Celta más antiguo, más grande y más importante del mundo y después de haber triunfado con su música y singular estilo en todo el mundo, Nueva York, Irlanda, Alemania, Bélgica, Indonesia, Korea,Taiwán, Argentina, Brasil, Chile, Uruguay, Marruecos, Cabo Verde y muchos más países, este ya reconocido y respetado gaitero, llega a Bembibre, donde estará acompañado por la Banda de Gaitas Beatriz Osorio, para presentar en concierto “A PAUSE IN NEW YORK”.

{youtube} sQkoh4SKcNc {/youtube}

A pause in New York” es una obra ecléctica, donde bebo de distintas tendencias musicales -celta, electrónica, clásica, tradicional, etc.- y donde cada tema tiene connotaciones y evocaciones diferentes al otro.

Siempre me había inquietado y seducido la historia de los indios lenapes que poblaban la isla de Manhattan antes de la llegada de los europeos…, y este disco es en cierto modo un homenaje a las sociedades indígenas americanas

En la aquel malecón” es una balada pop con tintes románticos, es una especie de “revival” de los sentimientos y la situación del emigrante pero en el momento presente, en pleno siglo XXI, donde continúa siendo una realidad en muchos países celtas, incluido Asturias.

En este disco he tratado de hacer un recorrido por distintos géneros musicales desde la óptica de músico de raíces étnicas y profundamente identitarias.

A pause in New York” es una viaje a las emociones que no están en los mapas geográficos, sino en nuestra mente, y sobre todo en nuestro corazón ancestral. En realidad trata de dibujar el genoma de la música con idiosincrasia, con carácter.”

Sueño con que el malditismo de los gaiteros se transforme en una energía positiva que invada el mundo de la música y de la cultura. Sueño con que la gaita sea una especie de Excalibur capaz de crear una factoría infinita de sueños.

La cultura, el paisaje y las leyendas atlánticas son los mimbres que sustentan el lugar común de mi música.

Quiero que la gaita y la capacidad creativa de un gaitero trasciendan guetos musicales y fronteras artísticas. Un gaitero es un músico como lo es un pianista, un violinista o cualquier otro y no tiene por qué estar constreñido a unos ritmos concretos, a un estilo de composición o a unos cánones preestablecidos.

La verdadera revolución de la música tradicional de base étnica es romper el encasillamiento que padecemos los músicos. La creatividad no tiene más frontera que la excelencia creativa.

A pause in New York no deja de ser el viaje de un músico celta por sus raíces y por las de otros, fusionadas por la fuerza de la creatividad y el gusto por la música de cualquier época y geografía.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

También podría interesarte