CSIF denuncia el cierre de camas hospitalarias, falta de plantillas sanitarias y cierre de centros de salud por la tarde

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), denuncia que las comunidades autónomas han comenzado a cerrar centros de salud y unidades hospitalarias por la falta de personal sanitario y la ausencia, en muchos casos, de planes de contingencia para reforzar plantillas por la llegada del periodo estival. Esto, advierten, tendrá como consecuencia el incremento de las listas de espera y el riesgo de colapso en las zonas turísticas más tensionadas.

CSIF explica que en Castilla y León, como cada año, el plan de contingencia de verano se presenta con cierre de más de 300 camas hospitalarias y el consiguiente desplazamiento del personal para cubrir permisos en otras plantas del centro, así como reducción de la actividad quirúrgica y de consultas en general.

 El sindicato considera que el número de contrataciones en verano es insuficiente, tanto en el apartado hospitalario como en Atención Primaria, por lo que se fuerza a los profesionales a cubrirse entre sí teniendo que acumular consultas. “En el caso de los médicos de familia, ni siquiera la plantilla orgánica está cubierta por completo en numerosas zonas básicas, menos aún las coberturas de permisos”.

 Además, advierten de que el cierre de los centros de salud urbanos por las tardes en capitales como Burgos, Salamanca o Palencia redundará en una mayor carga asistencial en los puntos de atención continuada y mayor afluencia a los servicios de urgencias hospitalarios.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
WhatsApp
Telegram

También podría interesarte

Destacadas de Bembibre Digital cabecera