¿Como mantener la personalidad de una marca?

La personalidad de la marca es la personificación de está Se determina intencionalmente mediante un proceso de asignación a la marca de un conjunto de características y cualidades humanas. La personalidad de la marca dirige la voz, el tono y el estilo a través de los cuales la marca se comunica.

Así como las características y cualidades de las personas determinan cómo se sienten los demás por ellas, los rasgos de personalidad asignados a una marca moldean cómo se sienten sus audiencias sobre esa marca.

Si una empresa se niega a mantener intacta la personalidad de la marca seguirá emergiendo de forma orgánica. Sin embargo, es probable que sea poco convincente, e incluso las bases de marca más sólidas se derrumbarán si la marca no logra atraer a las audiencias previstas mediante la personalidad.

 

Importancia de la personalidad de la marca

Las marcas se diferencian no solo por cómo se posicionan en el mercado, sino también, en última instancia, por lo bien que interactúan con sus clientes. Ciertamente, el mensaje debe ser significativo, pero es la forma en que una marca se comunica lo que realmente la distingue, la hace inmediatamente reconocible y crea una conexión emocional.

El poder de la personalidad de la marca es aún más evidente cuando se comparan dos marcas diferentes que están en la misma categoría y están posicionadas de manera muy similar.

Pero la personalidad de tu marca por sí sola no es suficiente ya que debe estar representada en todos tus esfuerzos de marca, desde el logotipo hasta el sitio web. Si deseas que su marca parezca amigable o seria, tendrás que ajustar los materiales de tu marca en consecuencia.

La forma en que la gente percibe tu marca es subjetiva. Pero eso no significa que debas dejarlo al azar. Al comprender y moldear activamente la personalidad de tu marca, puedes tomar la reputación de la marca en tus propias manos.

Conocer la personalidad que funciona mejor para tu marca es una cosa, pero traducir esa personalidad en tu logotipo, sitio web y productos es otra. Una vez que sepas lo que estás tratando de lograr, puedes dar vida a la personalidad de tu marca en todos los aspectos.

 

Factores que mantienen la personalidad de la marca

Es esencial que la definición de marca y su personalidad coincidan con la de los clientes. Debes tener en cuenta los clientes actuales y los clientes que deseas atraer. Para lograr mantener la personalidad de tu marca es necesario que cumpla algunos aspectos fundamentales, los cuales son:

  • Emoción: La emoción transmite una actitud desenfadada, joven y animada. Una amplia variedad de marcas diferentes implementan la emoción en la personalidad de sus marcas lo cual les permite mantenerlas. Todas estas marcas son diferentes, pero buscan crear una experiencia que sea divertida y atractiva. Son la definición de emocionante, despreocupado y animado.

 

  • Sinceridad: Una marca con una personalidad debe ser transparente, reflexiva y, a menudo, orientada a la familia. Por ello las marcas para mantener su personalidad han de ser éticas, responsables y tomarse en serio las expectativas de los clientes. Las marcas al ser sinceras tienen mucho éxito en generar confianza.

 

  • Competencia: Una marca competente es innovadora, inteligente y eficiente. Las marcas para contar con una personalidad notable deben afirmarse como los principales expertos en su campo y ser competentes al prosperar con ideas nuevas e innovadoras.

 

  • Autoridad: Los clientes esperan que las marcas con las que hacen negocios sean excelentes en lo que hacen. Una personalidad de marca que se adueñe con confianza y amabilidad de quiénes son atraerá más negocios.

 

  • Valor: Es la esencia de tu negocio ya que aquí radica el valor (tipo de producto, calidad o precio) que brindas a los clientes, el cual no pueden obtener en otros lugares. Con el valor, la personalidad de tu marca puede complementar tu modelo de negocio.

 

  • Memorabilidad: Especialmente importante para las marcas nuevas, debes destacarte para ser recordado. Una imagen divertida, un juego de palabras o un gesto extraordinario pueden convertir una marca desconocida en un nombre familiar.

 

  • Autenticidad: La personalidad de tu marca siempre debe reflejar tus objetivos comerciales y la cultura empresarial. Especialmente los consumidores más jóvenes están empezando a darse cuenta cuando una empresa es sincera y cuando está sacando provecho de una tendencia.

 

En general, la personalidad de tu marca debe nutrirse, entenderse y gestionarse. Reúnete regularmente con tu equipo para mantener bajo control la personalidad de la marca. Además, supervisa de cerca las conversaciones que tus clientes tienen sobre tu marca ya que así te harán saber si se entiende su personalidad.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

También podría interesarte