(0-2) El Atlético Bembibre muestra sus carencias ante La Bañeza más floja de los últimos años

El Atlético Bembibre comenzó la temporada del mismo modo que finalizó la anterior, sin encontrar el camino del gol, con la diferencia de que ahora ya no hay un colchón de puntos al que agarrarse. Solo son dos jornadas de liga, pero ya hay motivos para la preocupación.

No será fácil encontrar un rival que dé tantas facilidades como dio La Bañeza este domingo, y sin embargo los puntos volaron de La Devesa. Es verdad que fue el Bembibre quien creó más ocasiones, algunas muy claras, y que los leoneses se adelantaron gracias a un penalti extraño, por mano en una disputa del balón, cuando ya se habían cumplido los primeros 45 minutos. Es verdad que el colegiado no estuvo afortunado en sus decisiones y se tragó una mano más clara aún en el área de La Bañeza. Pero también es verdad que los bembibrenses fueron víctimas de la falta de juego y de sus propios errores.

El joven portero bañezano, Raúl, también fue clave en la victoria de su equipo con dos espectaculares paradas en el primer tiempo. La primera a un disparo de Tano desde dentro del área tras una pared con Héctor, en la mejor jugada de los bercianos; y más tarde tras un cabezazo de Íñigo en un saque de esquina.

Tras el paso por vestuarios los morados salieron con la lección bien aprendida, dispuestos a dejar pasar el tiempo para rentabilizar el gol de Álvaro desde los 11 metros. Ministro dio entrada a Mon y Manu para buscar más presencia en ataque, pero no cambiaron mucho las cosas. La Bañeza seguía dando facilidades en defensa y el Bembibre seguía sin aprovechar las ocasiones claras que se le presentaban.

Con el tiempo ya cumplido Loren anotó el 0-2 definitivo al culminar una acción de contraataque, para cerrar el marcador y certificar la segunda derrota consecutiva de los de Ministro.

Si algo quedó patente tras los 90 minutos, es que el Atlético Bembibre carece de pólvora arriba -fueron muchas las ocasiones desperdiciadas, algunas de forma inocente, ante un equipo que dio más facilidades de lo habitual-; y que en el banquillo las ideas parece que tampoco están muy claras -fueron varios los jugadores que ocuparon posiciones muy diferentes durante el partido- ; pero lo peor de todo es que se vio un equipo plano, sin identidad, que no tiene claro a qué está jugando.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

También podría interesarte