Inhabilitado durante dos años el pedáneo de Turienzo Castañero por denegar reiteradamente información pública sobre su gestión

El Juzgado de lo Penal nº1 de Ponferrada ha inhabilitado durante dos años al alcalde pedáneo de Turienzo Castañero y concejal del Partido Socialista en el Ayuntamiento de Castropodame, Víctor Manuel Núñez Tercero, por un delito de vulneración de derechos cívicos al denegar «deliberadamente y de forma reiterada información pública que el Club Deportivo San Tirso y San Pelayo le había solicitado».

En este sentido lo ha comunicado el club deportivo, que señala el origen del litigio en «la negativa del presidente vecinal a facilitar información pública sobre su gestión al frente de la pedanía y, en concreto, para esclarecer actuaciones administrativas de cuestionable legalidad (las cuales, a fecha de hoy, todavía no han sido facilitadas)».

De acuerdo con este relato, en la línea del pronunciamiento judicial, Núñez Tercero «desoyó y desobedeció incluso el requerimiento expreso de la Comisión de Transparencia de Castilla y León, alegando que el Club Deportivo San Tirso y San Pelayo no tenía interés legítimo en la información que solicitaba, o, poniendo excusas absurdas, tales como que la Junta Vecinal que preside (que tiene unos ingresos del parque eólico del Redondal que rondan los 90.000 euros anuales) carecía de medios para facilitar copias de la documentación». Incluso pese a que el mencionado club deportivo llegó a proponer costear elos mismos las copias.

«Con la intención de burlar el requerimiento de la Comisión de Transparencia de Castilla y León, el señor Núñez Tercero convocó a la directiva del Club para, supuestamente, facilitarles la documentación», aseguran. Pero el resultado fue que «en dicha reunión procedió a chantajear y amenazar» a los representantes de la entidad deportiva.

El ahora condenado también intentó engañar al Comisionado de Transparencia y al propio Juez asegurando que había aportado la documentación. Argumento que nunca se sostuvo a la vista de las pruebas que demostraron lo contrario, y que así recoge la sentencia: «D. Víctor Manuel Núñez Tercero no sólo se negó a facilitar de forma eficaz este acceso a la información pública […] culminando su acción criminal comunicando a la Comisión de Transparencia que en la reunión del día 23 de enero de 2019 sí se había enseñado la documentación requerida pero que los responsables de la entidad reclamante se habían negado a revisarla (lo que, escuchando el audio de la reunión, queda patente que es falso)».

La Sentencia condenatoria realiza un recordatorio al alcalde pedáneo y cargos públicos electos y funcionarios: que la Administración es «una estructura de servicio a los ciudadanos», y que por eso tienen «derecho a preguntar y conocer su actividad». Con argumentos demoledores como que debe desterrar «radicalmente la idea de que la Administración pueda ser un medio para servirse de ellos o para ejercer el poder público al margen de la ciudadanía».

La Sentencia también destaca la «insólita y censurable actuación de D. Víctor Manuel, impropia e injustificable en un cargo público», afirmando rotundamente, que su conducta constituye «sin duda un delito y justifica el reproche penal contra él».

«No podemos consentir más corrupción en las administraciones», apunta el Club Deportivo San Tirso y San Pelayo. «Confiamos en el buen hacer del nuevo pedáneo, esperando que actúe libremente y sin contaminación por su antecesor pues todavía queremos conocer la actuación realizada por el señor Víctor Manuel Núñez Tercero».

Y concluyen dejando a las claras que quieren conocer la gestión del ya ex alcalde pedáneo: «la pregunta que nos seguimos haciendo es, ¿qué tiene que esconder Víctor Manuel Núñez Tercero para no facilitarnos la documentación solicitada? ¿Tan intranquilo está sobre su gestión?».

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

También podría interesarte