Atudebial expresa su preocupación por la oleada de cancelaciones en el sector del turismo rural hasta septiembre

La asociación de Turismo y Desarrollo del Bierzo Alto, Atudebial, ha expresado su preocupación por la oleada de cancelaciones para los meses de junio a septiembre como consecuencia de la crisis del coronavirus. Una situación que se une a las dificultades actuales que han supuesto perder «el primer gran lleno de 2020», que debió haber sido la Semana Santa.

Los establecimientos hosteleros incluidos en Atudebial lamentan que el turismo rural «es siempre una actividad en el alambre», y recuerdan que a partir de 2007 el sector bajó durante los primeros años un 30% de ocupación, con una recuperación posterior «lenta e irregular».

La suspensión de las fechas no se ha quedado exclusivamente en las fechas de Semana Santa, sino que también llegan al puente de mayo y los meses posteriores, incluido el verano, «con lo que ello conlleva de graves pérdidas para todos los propietarios». «Estamos hablando de pérdidas de varios miles de euros por cada propietario, unas cantidades que, para la mayoría de propietarios, supone un duro revés económico y que crecerá con los sucesivos días sin clientes en los alojamientos». 

Eso sí, Atudebial lamenta que, mientras las devoluciones a los clientes son del 100% como consecuencia de la alerta sanitaria y la situación de fuerza mayor, «la letra del banco, el recibo de la luz y el agua, los seguros, impuestos y demás gastos que hay que seguir pagando todos estos meses igual».

«Perder el verano sería dramático»

Preocupación también sobre el futuro «después del gran trabajo que se ha realizado todos estos años», por ello advierten que perder el verano «sería dramático».

«Desearíamos que  la situación termine pronto para poder iniciar una lenta recuperación del turismo cuando llegue ese momento, pero somos conscientes de que el panorama se presenta muy desalentador en el corto y medio plazo», apuntan. «Desgraciadamente muchos alojamientos ya empiezan a plantearse la palabra cierre», en consecuencia, añaden, «podemos encontrarnos que mucha gente se vaya a quedar en el camino».

«El turismo rural en el Bierzo ha sido hasta ahora un referente  y sello de calidad de la Comarca, así como un importante motor de mantenimiento económico y humano en nuestros vacíos pueblos del Bierzo».

Entienden que lo deseable tras la pandemia es que la gente confinada saldrá de vacaciones «y el turismo rural les ofrecerá una magnífica oportunidad para el esparcimiento», pero también presentan orta perspectiva: «es previsible un bajonazo del turismo internacional». «Es fácil prever que va a afrontar graves problemas de movilidad durante bastante tiempo. Esto puede ser otra oportunidad de atraer viajeros al turismo rural a nuestra maravillosa comarca berciana».

Ayudas insuficientes

Por otro lado, califican de «insuficientes» las ayudas del Gobierno y aplazamientos en pagos a la Seguridad Social para afrontar las «graves pérdidas económicas», por lo que esperan que las medidas «se puedan mejorar y ampliar».

De la misma forma también se refieren a las personas que, sin ser profesionales del sector, «han apostado por arreglar esa casa en el pueblo que estaba medio caída y que con ilusión y un dinero prestado por el banco, han apostado por esta actividad». «Ahora no hay ingresos y sí muchos gastos y el pago de la letra al banco».

Atudebial apuesta por impulsar y poner en marcha campañas promocionales y acciones en apoyo al sector que inviden a los viajeros rurales a venir al Bierzo. Con mensajes solidairos en redes sociales, que el viajero muestre el sector rural, sus ganas de retornar a un entorno natural para descansar, visitar el patrimonio de nuestros pueblos, practicar deporte al aire libre, disfrutar de la gastronomía tradicional o del enoturismo, enumeran.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

También podría interesarte