El Juez de la Mata nombra un administrador judicial con el objetivo de salvar la embotelladora de Folgoso de la Ribera

La Audiencia Nacional ha dictado auto para el nombramiento de administrador judicial para la sociedad Agua Vitaminada N1, S.L., propietaria de la embotelladora de agua de Folgoso de la Ribera. El Juez José de la Mata acepta los argumentos que los trabajadores le hicieron llegar el pasado mes de abril solicitando un administrador concursal para desbloquear la situación.

El origen del problema parte de la entrada en prisión de Jaime Bagur, administrador de la empresa Agua Vitaminada N1, por la supuesta implicación de éste en la macro estafa de iDental. La actividad mercantil quedó paralizada y los trabajadores de la planta de Folgoso de la Ribera causaron baja en el Régimen General de la Seguridad Social.

El caso llegó directamente al Juez de la Mata a finales del pasado año 2018. Fue gracias a un periodista bembibrense de tribunales que trasladó la situación directamente al magistrado que sigue la causa penal derivada de la Operación Apolonia. Unos hechos que el propio Juez desconocía pero comenzó a encauzar a fin de conseguir una solución.

El magistrado de la Audiencia Nacional ha atendido los argumentos de los trabajadores, quienes solicitaron el nombramiento de un administrador judicial para buscar una solución a una eventual continuidad de la actividad. Sólo la representación de Jaime Bagur se opuso a esta medida con un razonamiento que rechazó tajantemente el órgano judicial.

El administrador judicial se encargará de evaluar y analizar la situación actual de la mercantil y evaluar su viabilidad y sostenibilidad. El objetivo principal es que pueda responder de sus obligaciones para con los trabajadores y acreedores, especialmente, que hayan podido resultar afectados por las prácticas sujetas a investigación.

En el aire queda, pues, el futuro de la actividad de la planta en Folgoso de la Ribera. Con este nombramiento cabe esperar incluso que recupere la actividad, lo que supondría su salvación. De hecho, los propios trabajadores siempre sostuvieron que la empresa era solvente.

A favor de los argumentos de los trabajadores

Los argumentos del Juez han atendido claramente a la parte social que ha sido la más vulnerable desde el inicio de este conflicto.

En primer lugar, por la situación de abandono que aprecia, incluso, el propio magistrado. Así, el Juez de la Mata destaca en su auto que se ha dado audiencia a las partes interesadas sin argumentos ni razones aprovechables que puedan hacer dudar de la necesidad de este nombramiento de administrador, tal y como pedían los trabajadores.

Precisamente, entiende que “lo que sí resulta de interés es la manifestación de los propios extrabajadores de la sociedad mercantil, que afirman que los actuales gestores y administradores sencillamente desaparecieron, sin que hayan vuelto a dar señales del más mínimo interés en la sociedad”.

El magistrado es tajante al asegurar que esta medida “no puede tacharse de precipitada o de prematura”. Fundamentalmente, porque la propia legislación procesal dispone que la misma se debe adoptar “desde el momento en que resulten indicios de criminalidad contra una persona”.

A este respecto, las diligencias practicadas son suficientes “para atribuir a los investigados la comisión de concretos hechos con apariencia delictiva, y de los que, sin duda, se derivaría una determinada responsabilidad civil”.

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

También podría interesarte