A CIENCIA CIERTA / Terremotos en Granada: ¿algo extraño?

La realidad que percibimos no sólo es la real , valga la redundancia, si no también la que las informaciones que nos llegan nos hacen ver. Los medios de comunicación actuales son enormemente mas potentes que los que había hace un par de siglos y quizá esto explica la atención y la importancia dada a los continuos movimientos sísmicos de la provincia de Granada. Así un poco a botepronto y sin revisar a conciencia apuntes, libros y otras fuentes de información; esto es lo que se me ocurre explicar.

Yo aún conservo un viejo libro de Ciencias Naturales de los años 60 del siglo pasado en el que se puede leer de forma bien clara que “en España son regiones sísmicas la cordillera Penibética (Granada, Almería), los Pirineos y Cataluña y asísmicas ambas Castillas y Galicia”. Han pasado muchos años desde que estudié ese viejo libro;…pero como una primera aproximación es correcto lo que dice.

Es cierto no obstante que  con el paso de los años, esa sencilla idea la he podido matizar y analizar mucho más extensamente, pero de entrada ya  nos indica que los movimientos sísmicos en la provincia de Granada y su entorno no es algo extraordinario. Es más yo sospecho que seguramente episodios semejantes se han dado a lo largo de los siglos muchas veces,…lo que ocurre es que entonces no había medios de información tan eficaces como hoy en día. Pensemos que algo tan simple como el teléfono o el telégrafo no existieron hasta después del siglo XIX. Algo similar ha ocurrido con otros medios de información o de captación de la información, como la fotografía.

No obstante si analizamos (en la Red hay muchísimos datos) la lista de terremotos registrados en España a la lo largo de varios siglos, es evidente que la provincia de Granada y su entorno aparece de modo reiterado. Al retroceder en el tiempo es más difícil hallar rastro de lo que sucedió. Un terremoto de gran magnitud y gran intensidad (como el acecido en 1755 al SO de Portugal) y conocido como el Terremoto de Lisboa tiene muchas más posibilidades de haber quedado registrado que movimientos sísmicos como los de estos día en Granada.

La explicación que se da en los medios de difusión de la causa principal a la que en principio cabe atribuir lo que ocurre es correcta. África y todo el terreno (incluido el que está bajo el mar) se está acercando a España y ese empuje  provoca una serie de tensiones en la corteza terrestre. Las rocas y el terreno en general no son rigurosamente rígidas. Se comportan con una cierta elasticidad, como un muelle. Al ser sometidos a un empuje se deforman poco a poco (como cuando doblamos una rama de un árbol por ejemplo); pero si el empuje persiste puede llegar un momento en el que la tensión acumulada provoca una rotura y un desplazamiento en general muy brusco. Es lo que provoca los terremotos.

Si las condiciones a lo largo del tiempo permaneciesen rigurosamente iguales y las rocas fueran mucho más uniformes de lo que son los movimientos sísmicos de igual magnitud se producirían a intervalos de tiempo muy regulares. En definitiva sería como un mecanismo de relojería. En la practica esto no sucede nada más que de modo muy aproximado. Los sismólogos calculan la probabilidad de que un terremoto de magnitud dada tenga lugar en una zona en un período de tiempo concreto. Pero se trata de cálculos de probabilidad sólo.

Lo que está sucediendo en Granada visto con la perspectiva de varios siglos es algo muy normal. Basta repasar los listados de terremotos registrados en España desde hace siglos (y de los que hay constancia) para darse cuenta de esto. Otro tema es que se pueda precisar con meses o años de antelación ( lo que sería deseable) la fecha exacta y la magnitud de un movimiento sísmico.

Por lo que respecta al Bierzo y su entorno pues la verdad y como es de dominio público no se halla en una zona de las de mas riesgo sísmico de España; aunque eso si hay  hay datos de movimientos sísmicos recientes; pero que en general son muy débiles. Quizá tanto que a menudo pasan inadvertidos. Pero este es ya otro tema.

 

Rogelio Meléndez Tercero

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

También podría interesarte