A CIENCIA CIERTA / El mítico e imaginario mar berciano

Ciertos días del año y en función de la climatología, (invierno) se puede contemplar desde diversos puntos elevados de nuestra comarca un curioso espectáculo. Desde el Redondal por ejemplo. Se trata de una enorme extensión de terreno (desde Ponferrada a Bembibre e incluso más) cubierta por una capa de nubes, en cuyos bordes se asoman una serie de montañas. El panorama nos recuerda a un inmenso lago. A lo largo de la historia han sido sin duda innumerables las personas (pastores y campesinos sobre todo) que han podido contemplar este espectáculo y por ello nada tiene de extraño que mucha gente crea o esté dispuesta a creer que la Hoya Berciana fue en realidad esto; un inmenso lago. Esta idea se puede aplicar tanto al Bierzo en su conjunto como a diversas partes del mismo. La zona que se extiende entre San Miguel de las Dueñas y Torre del Bierzo es una de ellas. Creo recordar que uno de mis abuelos me contaba que en efecto todo era un lago y que los romanos habían excavado en lo que es hoy S. Miguel de las Dueñas esa profunda garganta por la que se cuela el río Boeza. Es evidentemente una historia totalmente equivocada. En este como en muchos otros casos, nos hallamos con que esas historias que tanto les gustaba contar a nuestros mayores y que aunque puedan ser lógicas son casi siempre equivocadas o en el mejor de los casos sólo tienen un fondo (a menudo muy escaso) de verdad. Una idea que en principio parece lógica y que incluso puede serlo; no tiene porqué ser cierta. En este caso en concreto no lo es. No obstante hace escasos días en una red social (“Facebook”); vi que alguien citaba esta idea que es equivocada, como si no lo fuese.

RAZONAMIENTO SIMPLE

Hoy casi todo el público sabe que donde hoy es tierra firme hubo mar. En El Bierzo es una realidad, pero eso ocurrió hace más de 300 millones de años. El personal supone que hace muchos, muchos, muchos, años el mar que ahora tenemos en Galicia o Asturias subió tanto de nivel que llegó a invadir el cauce actual de los ríos bercianos. Como además hay mapas topográficos con curvas de nivel que entiende cada vez mas gente, si se toma por ejemplo la curva de los 730 metros por ejemplo, es muy fácil ver que Castropodame (pueblo o casco urbano) se halla justo en el borde de un mar que pasaba ¡¡por donde hoy está el pueblo¡¡. Es más se podría incluso suponer donde se podrían haberse instalado chiringuitos u hoteles en las cercanías del borde marino.

Sin embargo lo que se pasa inadvertido en este razonamiento es que cuando el mar estaba en lo que hoy es El Bierzo, no existían ni el valle del Sil, ni el del Boeza, ni cualquier otra valle actual, ni siquiera las montañas que delimitan el Bierzo tanto hacia Galicia como haca Asturias o hacia Castilla. Si la Hoya Berciana actual y bien conocida y delimitada no existía tampoco es posible trazar las líneas de costa de ese imaginario mar.

La Hoya Berciana hoy conocida y reflejada desde hace cientos de años en mapas jamás ha estado invadida por el mar en base a lo que conocemos. Esta Hoya es el resultado de procesos geológicos naturales, que la han estado excavando desde hace unos pocos millones de años; en concreto unos 5 ó 10 aproximadamente, es decir desde el inicio del periodo geológico conocido como Mioceno y sin que haya la mas mínima evidencia de que esta Hoya Berciana haya estado ocupada total o parcialmente por el mar. Este proceso aún continúa aunque no sea perceptible a simple vista.

Este tema del Mar Berciano es insisto una leyenda que no obstante incluso creo haber visto citada como ¡¡realidad¡¡ en un libro de historia (“Historia del Bierzo y Valdeorras”); que por lo que recuerdo era un libro lleno de disparates.

Este asunto de la formación de la Hoya Berciana lo he tratado desde hace muchos años, en concreto ya en 2004 lo traté y luego en otras varias ocasiones más, pero sin insistir demasiado en la idea de que la Hoya Berciana jamás ha estado cubierta por el mar. Esta típica y singular morfología se ha estado formando (y se continúa formando), por una lenta erosión provocada por el hecho de que los montes al Sur y al Norte del Bierzo se están elevando respecto a la zona central (por donde discurre el Boeza por ejemplo).

He consultado a otros geólogos y conozco asimismo un trabajo de otro colega (la asociación mineralógica Aragonito Azul, tiene más datos al respecto), que también trata de desmentir la idea del “Mar ó Lago Berciano”. Otro asunto es que en el proceso de lento vaciado o lenta formación de la Hoya Berciana y localmente hubiese en el pasado algunos pequeños lagos o lagunas; pero no hay la mas mínima evidencia que permita siquiera sugerir que la Hoya Berciana con su típica forma haya estado ocupada por el mar. Lo que si parece bien claro es que le red hidrográfica del Bierzo se ha estado reorientando poco a poco. En principio las aguas vertían hacia lo que hoy es la Meseta Castellana y poco a poco los ríos fueron cambiando su curso para desaguar hacia Galicia, pero este es otro tema.

En cualquier caso si cualquier geólogo o persona con conocimientos de geología; tiene algo que matizar, puntualizar o incluso rebatir las ideas que acabo de exponer; estaría yo encantado de conocer su opinión. El avance del conocimiento científico se logra precisamente y en buena medida a partir del contrate de ideas y opiniones. La imagen que adjunta esta tomada de la Red (“Google Maps”).

Rogelio Meléndez Tercero

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

También podría interesarte