Las amplitudes ortivas y occiduas del sol. En el Bierzo el Naciente y el Poniente son arcos de unos 70º

Hace tiempo que empecé a redactar este artículo, pero que deje arrinconado porque no lo juzgué en su momento de mucho interés. Pero mira por donde hace escasos días en el bar de mi pueblo van y me preguntan una serie de cuestiones sobre este asunto. Me alegró tanto ver que poco a poco en los bares se empieza a hablar de cuestiones relacionadas con el conocimiento racional de nuestro mundo que, juzgué inexcusable terminar este artículo.

Cualquier persona sabe que el Sol sale día tras día por diferentes puntos del horizonte y lo mismo ocurre con el ocaso. Aunque en las enciclopedias de la escuela decían que el Este es el punto por donde sale el Sol y el Oeste por donde se oculta, esto es sólo una simplificación de la realidad. Salvo muy raras excepciones el Sol nunca sale exactamente por el Este, ni se oculta tampoco por el Oeste. Para que esto ocurriese el eje de La Tierra debería estar formando un ángulo de 90º respecto al llamado plano de la eclíptica. Lo explicaré de modo mas sencillo.

Si colocamos en el suelo un poste vertical y observamos en que dirección apuntan las sombras de este a lo largo del año en los momentos de salida y puesta (ocaso) del sol; veremos una amplia fluctuación. Esta variación es lo que se conoce como las amplitudes ortivas y occiduas del Sol. En El Bierzo como en cualquier zona montañosa el Sol ni sale y ni se oculta siempre a una altura de 0º. Yo estimo que en muchas zonas lo hace entre los 0º y los 5º grados sexagesimales. Por razones que no viene al caso explicar; yo entiendo que considerar que el Sol sale y se oculta cuando está una altura de 10º sobre el horizonte; puede ser en la práctica una buena opción. En los parques solares didácticos de Castropodame y Bembibre; esta fue la que yo elegí; entre otras razones porque si se eligiese una altura de sólo 5º por ejemplo, la sombra de un objeto situado a 3 metros del suelo tendría una longitud de 34,3 metros. A alturas inferiores aún mas larga lógicamente y ello supone ocupar un espacio no siempre disponible.

No obstante aun considerando el límite de representación en los 10º (mínimo); resulta evidente que hay una variación en los puntos de salida y ocaso del Sol. Para alturas de 10º y para una latitud digamos representativa de nuestra comarca, ( 42,5º);estas amplitudes son arcos de 70º. Dicho de otro modo en el solsticio de invierno el Sol sale escorado hacia el Norte (formando un ángulo de 67º, con este) y en el solsticio de invierno escorado hacia el Sur, formando con esta dirección un ángulo de 42º. Si consideramos alturas del Sol inferiores a los 10º entonces las amplitudes ortivas y occiduas serán mayores; ya que entonces lo que está escorado hacia el Norte o el Sur el Sol es aún mas que a los 10º. Hay que tener en cuenta que el Sol está continuamente cambiando de dirección y al mismo tiempo de altura.

En El Bierzo la latitud de 42,5º,puede ser representativa de esta zona de España, pero ¿Qué ocurre por ejemplo en el Norte de África ó en Moscú?.Pues a medida que la latitud disminuye esas amplitudes también lo hacen. De este modo resulta que en el Ecuador (latitud 0º) las amplitudes son de sólo unos 50º (para alturas sobre el horizonte de 10º).Por el contrario si se incrementa la latitud, esas amplitudes se incrementan cada vez mas. En París por ejemplo (latitud 48,9º) las amplitudes en cuestión son de 82º y en las proximidades de Dublín en Irlanda (latit. 53º) son 93º.Como es de dominio público en latitudes muy altas hay épocas de año en las que no se pone en todo el día el Sol.

En el Hemisferio Sur (Islas Malvinas por ejemplo);ocurre algo similar; con la particularidad de que las analemas (esa especie de 8 que dibuja el Sol a lo largo del año durante una hora concreta);son diferentes a las del Hemisferio Norte.

Hace ya años un buen amigo mío y compañero de trabajo D. Rogelio Cerdeira Crespo; fue capaz de confeccionar un programa de cálculo y dibujo que en aquellos tiempos (inicios de los 90 );debía ser realmente muy singular. Con este programa y con suma facilidad se realizan en cuestión de breves minutos dibujos que permiten calcular con mucho rigor las amplitudes ortivas y occiduas de cualquier parte del Mundo. Yo realicé con ese programa muchos diseños repartidos por todo el Globo Terrestre.

BUSCANDO UNA EXPLICACION

Recordemos una esfera terrestre de esas que había en las escuelas y colegios apoyada en una superficie horizontal (una mesa). El plano de la mesa es la eclíptica y el eje del globo está “caido” a un lado. Como saben bien los buenos estudiantes el Sol se situaría aproximadamente en el centro de la mesa y (a la altura de la esfera) La Tierra moviéndose sobre el plano de esta va girando en torno al Sol a la vez que gira también sobre su propio eje (movimiento de rotación). Añadamos que el Sol es muchísimo mayor que La Tierra; por lo cual el “chorro” de luz que envía envuelve a La Tierra completamente; aunque a nosotros nos parece que la luz solar sale a partir de un minúsculo disco. De este modo los rayos solares en la mitad del año inciden sobre el plano del ecuador “por arriba” (verano y primavera en el Hemisferio Norte) y en la otra mitad por abajo (otoño e invierno). Hay dos instantes en todo el año en los que no lo hacen ni por arriba ni por abajo, si no que son paralelos al plano del Ecuador; es cuando se producen las entradas del otoño y la primavera.

Todo esto supone que en general los puntos de salida y puesta del Sol estarán escorados hacia el Norte o hacia el Sur. Sólo en los instantes en los que los rayos solares sean paralelos al plano del Ecuador; dejará de salir u ocultarse el Sol escorado.

Es evidente que la entrada del otoño o la primavera no tienen porque coincidir exactamente con el instante del orto o el ocaso del Sol; pero a efectos prácticos podemos suponer que el día que entra el otoño o la primavera los rayos del Sol son paralelos al Ecuador todo el día, es decir que la declinación solar es durante todo ese día de 0º. En este supuesto y si nos hallamos en un lugar donde el horizonte esté a 0º (algo difícil en muchos puntos del Bierzo; salvo en la cumbre de los montes),si podemos decir que el Sol sale por el Este y se oculta por el Oeste. No obstante tras el instante del orto o el ocaso las sombras dejan de estar alineadas en la dirección E-O y de hecho al mediodía solar apuntan justamente en dirección N-S; como cualquier otro día del año.

Si El Bierzo se hallase a una latitud de 0º (Ecuador), y los rayos solares discurriesen paralelos al Ecuador; entonces el horizonte no influiría para nada y las sombras durante todo ese día apuntaría a la dirección Este-Oeste; por la mañana hacia el Oeste y por la tarde hacia el Este. Es decir la altura del Sol en el Ecuador y en los equinoccios cambia a lo largo del día; pero la dirección no, aunque si el sentido. ¿Que ocurriría al mediodía?. Pues que no habría sombra pues el sol se hallaría justamente en la vertical.Esta circunstancia (Sol situado justamente en la vertical de un punto dado);se puede dar asimismo en otros puntos no situados a 0º;como por ejemplo la célebre ciudad de Siena

La latitud media del Bierzo podemos a nuestros efectos situarla en los 42,5º N. Ello supone que en los equinoccios las sombras aunque apuntan en diferentes direcciones a lo largo del día y lógicamente también varía a lo largo del día la altura del Sol; si presentan una característica singular que sólo se da en los equinoccios. Se trata del hecho de que el extremo de las mismas dibuja en el suelo horizontal una línea recta que señala la dirección Este-Oeste. Durante el resto del año no dibujan líneas rectas, si no curvas que son técnicamente ramas de hipérbolas.

En fin que sobre este tema hay mucho, muchísimo que se podría contar. Lo aconsejable para aquellos que quieran entender esto y así hablar con conocimiento de causa de ello; es que se sienten tranquilamente delante de una esfera terrestre y se pongan a meditar sobre todo esto. Es sencillo de entender o al menos eso me parece a mi.

Aunque el debate en torno a las amplitudes ortivas y occiduas del Sol; se inició en Castropodame; la imagen que inserto es la del Parque Solar de Bembibre; porque técnicamente es, (al menos era cuando se hizo);más completo. Tanto en uno como en otro se percibe nítidamente lo que son las amplitudes ortivas y occiduas del Sol. Son en definitiva las que dan esa forma de doble hacha.

Rogelio Meléndez Tercero

 

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

También podría interesarte