Festival del Botillo / Lourdes Maldonado encandila con un botillo «de cinco sentidos» en el que Merche hace un repaso por sus 20 años de trayectoria musical

La mantenedora del LI Festival Nacional de Exaltación del Botillo de Bembibre, la periodista Lourdes Maldonado, cautivó al público con su discurso que aludió a la cultura, la gastronomía y calidez humana de la población. Un «flechazo» por la villa de Bembibre, añadió, hasta tal punto que «me quiero quedar a vivir con vosotros en esta tierra verde que te quiero verde, que huele a castañas, a pimientos fritos, a leña en el frío invierno que ya no están frío”.

La periodista estableció una analogía entre el botillo y Bembibre, “ese manjar único tan vuestro que nos reúne hoy aquí y la localidad, este maravilloso pueblo que tenéis entra por los sentidos, por los cinco sentidos empezando por los ojos, por el oído con ese chup chup en la olla a fuego lento, por el tacto en la meticulosa manipulación de los elementos del festín, por no hablar del olor que impregna cada hogar en los días de botillo y el gusto, claro, cuando llega el momento de deshacerlo y saborearlo en nuestro paladar”.

La mantenedora, que nació en el año 1973, el mismo año en que arrancó el Festival Nacional de Exaltación del Botillo, no ocultó el “honor y responsabilidad” por este título, hasta tal punto que “Bembibre y yo ya iremos juntos así pasen cien años”.

El paralelismo entre un buen botillo y un buen programa

Pero el corazón de su discurso lo centró en el paralelismo entre la elaboración de un buen botillo y un buen programa de radio, un “laborioso proceso que requiere tiempo, paciencia, experiencia, buena materia prima, cariño y una buena presentación”.

Comenzando por el momento en que se pone el agua a hervir “y la cabeza a bullir ideas”. Paralelismo en los tiempos de cocción “a fuego lento” para conseguir un programa informativo y un botillo “más exquisito”. Sin olvidar se los tiempos: “yo entro en la radio muchas horas antes del directo en antena, el o la berciana que prepara el botillo se levanta bien pronto para preparar el sabroso manjar”.

Otra similitud es “la experiencia, que es importante en el directo y en la cocina”. También importante “no hay que perder los nervios frente al micrófono ni en los fogones”.

El guion lo equiparó con la receta del botillo, que es “esencial, la tradicional misma de vuestras abuelas y madres que habéis conservado intacta con cariño, como si de un tesoro se tratase”. Por descontado, ingredientes troncales “el botillo y la noticia principal”, dejar “reposar las ideas como el botillo en el agua hirviendo”, “dándole vueltas al programa y al guiso”. Y, lo esencial, “añadirle elementos”: “hay que aderezar la noticia con detalles, entrevistas, músicas, reflexiones, igual que al botillo hay que añadirle chorizo, tripas, menudos, patatas, repollo rizado y otros chismes”.

Para llegar al broche final, que es la presentación del plato y el comienzo del programa. Para que el “botillo luzca en todo su esplendor en el medio de la mesa y el programa arranque con fuerza”.

“En definitiva, que el botillo y el periodismo se hermanan hoy también de alguna manera”.

“Sois una mina y valéis un potosí”

Pero tampoco faltaron alusiones a la historia de Bembibre ligada a la mina, porque “habéis demostrado que el pasado os marca pero no nos detiene”. Y recordó que, pese al revés económico de la descarbonización “os levantasteis y os reinventasteis con arrojo y determinación”.

Evocó el carácter acogedor de sus gentes, las infraestructuras deportivas y culturales, el teatro o el museo etnográfico, entre otras. Pero, sobre todo, “y una calidad de vida que ya quisiéramos muchos”. El centro de salud, el Bembibre Arena, los equipos de baloncesto y hockey en la categoría más alta de las respectivas competiciones, con ese guiño a la importancia del deporte femenino. “Sois una mina y valéis un potosí”.

Y tuvo un guiño muy especial hacia Amable Arias, el reconocido pintor y artista polifacético bembibrense que pasó muchos años en San Sebastián, cerca de su Irún natal, con un selecto grupo de escultores como Chillida y Oteiza que “va a donar sus obras que se van a poder admirar aquí”. Es “una excusa más para volver a visitaros más pronto que tarde a conocer esa maravillosa colección”.

También hacia el carácter multicultural de la población, que ha convertido a Bembibre en un ejemplo de integración “abrazando al que viene de Portugal, de Cabo Verde o de Madrid, como yo”, muy especialmente con la población caboverdiana -no hay que olvidar que esta edición del Festival del Botillo se centra en el papel de la mujer caboverdiana- cuyos descendientes se denominan comúnmente “cabobercianos”. “¿No es maravilloso?”, se preguntó.

Sobre el futuro, lanzó un mensaje esperanzador: “Esta tierra tuvo, sin duda, años de bonanza con la minería, pero lo mejor está por venir”. 

“Allá donde vaya hablaré de vosotros y contaré a todos la mejor, la más emocionante de las noticias: lo que pasó aquí el 3 de febrero de 2024”, concluyó la mantenedora.

Silvia Cao: muy pronto será internacional

La gala del Festival Nacional de Exaltación del Botillo, que estuvo presentada por Miguel Ángel Blanco y Olaia Rueda, contó también con la intervención de la alcaldesa de Bembibre, Silvia Cao, y la concejala de Cultura y Fiestas, Belén Martín.

La alcaldesa de Bembibre fue la encargada de poner de relieve la importancia del Festival que «se renueva de energía, de ilusiones de idea, sin olvidar su importante significado: las reuniones». Hizo una referencia directa a los pasos que ha dado el Festival a lo largo de los años consiguiendo los reconociemientos a nivel provincial, regional y nacional «y muy pronto, internacional», añadió. «No es ninguna mentira que el Festival ha rebasado fronteras, llegando incluso a la Antártida y nuestro querido Cabe Verde», indicó.

En este sentido, tuvo palabras para reconocer el papel de la comunidad caboverdiana, expresamente de las mujeres caboverdianas. Y «sirva esta semana cultural para reconocer la valía y los lazos de unión entre Bemhbibre y Cabo Verde», con una mujer cuya vida está «llena de trabajo y esfuerzo para integrarse en nuestra villa».

Con una mención a la Casa de León en A Coruña, expresamente a su presidente Avelino de Abajo, que formalizó el hermanamiento. Y, extrapoló a esta jornada una de las canciones de Merche «Abre tu mente y descubrirás lo que disfruta la gente de la vida».

Elogió a la artista que poco después pondría la nota musical, Mercedes Trujillo, Merche, porque «eres una mujer de bandera, una superviviente, un himno contra la violencia machista». «Una lucha a la que nos unimos hoy y siempre».

En la gala, los presentadores aprovecharon para elaborar el primer DNI del Festival Nacional de Exaltación del Botillo, con su nombre, apellidos y fecha de nacimiento. Un DNI que entregaron a la alcaldesa, Silvia Cao, que guardará como un recuerdo de una de las galas, la de la quincuagésimo primera edición.

La concejala Belén Martín destacó el papel de la mujer caboverdiana, que es la línea argumental de esta edición del Festival Nacional de Exaltación del Botillo. Con el trabajo de la mina, que atrajo una nutrida representación de la población caboverdiana. Pero «ellas, las mujeres, eran las que estaban en todo, las que tenían que hacer el trabajo más difícil. Mantener la familia unida, mantenerla feliz. La mujer es el pilar donde se apoyan los cimientos del hogar: cuidaban de los hijos, trabajaban, cocinaban…».

 La edil destacó que «siempre las he visto con una sonrisa, con ese buen talante que hace verlas como parte imprescindible de nuestro pueblo». Y poniendo por delante que «la tierra tira, se lleva en el corazón, pero su nueva casa es ésta y ellos se sienten como en su nueva casa», concluyó. 

Entre el numeroso público asistente a la gala hay que destacar la presencia de personalidades como el consejero de Fomento, Juan Carlos Suárez Quiñones, el Subdelegado del Gobierno en León, Faustino Sánchez, el presidente de la Diputación de León, Gerardo Álvarez Courel o el presidente del Consejo Comarcal, Olegario Ramón.

Hermanamiento con la Casa de León en La Coruña

Siguiendo el camino iniciado en 2016, esta nueva edición del Festival Nacional de Exaltación del Botillo de Bembibre sirvió para oficializar el hermanamiento del Festival con la Casa de León en Coruña, que contó con la presencia de su presidente, Avelino Abajo, quien fue el encargado de escenificar este hermanamiento, que conlleva el compromiso de ambas instituciones para establecer e instaurar relaciones de cooperación, principalmente en el terreno cultural.

Un nexo entre el Festival Nacional de Exaltación del Botillo, y lo que representa desde el punto de vista gastronómico y cultural, con la Casa de León en A Coruña, que se refundó en el año 1988 potenciando en la ciudad una amplia difusión de la provincia leonesa en general, y del Bierzo en particular.

«Quiero recordar a los bercianos y a los leoneses que en La Coruña tienen un pedazo de León para todo lo que necesiten» «La Casa de León en La Coruña es la embajada de todos los leoneses. Es un centro recreativo, cultural y de divulgación turística».

Concurso literario

El acto sirvió para entregar el premio del concurso literario del Festival Nacional de Exaltación del Botillo, que en esta ocasión recayó en la bembibrense Yolanda Navarro, con una destacada trayectoria en el ámbito cultural y actual directora del grupo Benevivere Teatro.

«Es un premio muy especial para mí, porque es un premio de casa que me dan mis amigos, mis vecinos, mi gente». «Es un honor haberlo recibido pero quiero compartirlo con todos ustedes, sobre todo con mi familia», expresó. Con recuerdos a su pareja, a su padre, a su madre, amigos, y a los profesores del Menéndez Pidal, entre otros. 

Es la segunda vez que consigue este premio, pero la primera que pudo subir a recogerlo, ya que en la anterior convocatoria de 2021 se suspendieron el resto de actividades del Festival, incluida la gala y la cena, debido a la pandemia.

Merche

La cantante gaditana Merche, fue la encargada de poner la nota musical en el LI Festival Nacional de Exaltación del Botillo de Bembibre, ante un público que pudo disfrutar con la elegante puesta en escena, y la interpretación de alguna de sus canciones más significativas, en formato acústico.

Comenzó con la canción «No me pidas más amor» con la que desplegó un torrente de voz que arrancó el primer aplauso sonoro de la noche. Un repaso por los 20 años de carrera con éxitos como «Bombón», «Te lo mereces», «Le Deseo», «Si te marchas» o «Abre tu mente».

 

Imágenes de la Gala del Festival Nacional de Exaltación del Botillo

Fotos: Dani Quiterio

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
WhatsApp
Telegram

También podría interesarte

Destacadas de Bembibre Digital cabecera