Todavía no se conoce el origen del fuego, pero unos aparatos viejos almacenados provocaron la intensa humareda

Una vez quedó controlado el incendio en los bajos de un bloque de edificios de Bembibre y los vecinos pudieron regresar a sus viviendas, la gran incógnita es cómo se ha originado el incendio. Por el momento no ha sido posible identificar el foco de origen del fuego, pero sí lo que propagó el humo con la virulencia que lo hizo: varios aparatos de aire acondicionado que almacenaba un establecimiento de hostelería.

Según fuentes consultadas en el cuerpo de bomberos, las causas del origen del incendio se tendrán que determinar en una investigación posterior: «había llama, pero mucho humo que no permitía ver en el interior».

Y ése fue el problema principal del suceso, la intensa humareda debido al material aislante y otros componentes de los aparatos electrónicos almacenados que, además, se encontró con las condiciones idóneas para alcanzar todo el edificio: los conductos de ventilación unificados. Éstos facilitaron la propagación del humo desde la primera a la última planta de las cinco que tiene el edificio, con el consiguiente riesgo por la alta carga de monóxido de carbono.

«El humo entraba por la ventilación de los baños, y afortunadamente fue durante el día porque si llega a ser de noche igual estábamos hablando de otra cosa por la carga de monóxido de carbono», indican estas mismas fuentes.

Los servicios de extinción de incendios consiguieron controlar el fuego con rapidez, pero para disipar la humareda fueron precisos sistemas de ventilación específicos. Una vez comprobaron que no había riesgo en el edificio, los bomberos permitieron a los vecinos regresar a sus casas, sobre las 20 horas.

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en pinterest
Pinterest
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram

También podría interesarte