Dos hosteleros expresan su queja por la orden de cierre de sus carpas y el Ayuntamiento se remite a la normativa autonómica

Dos hosteleros de Bembibre se han mostrado críticos con el Ayuntamiento por el requerimiento para la retirada de una carpa cubriendo la terraza, según indican, porque “no cumple con los requisitos que requiere la lucha contra la pandemia”. Lamentan las formas en que se ha llevado a cabo, después de su colocación, de forma verbal y después de haber solicitado la misma, y piden más apoyo de la administración local a la actividad hostelera.

“No sólo se nos precinta, sino que, sin ningún requerimiento por escrito, la jefatura de la Policía Municipal llega y nos cierra la terraza diciendo que esa actuación ya presupone la comunicación”, expresan por medio de un comunicado.

Aseguran no entender que no medie comunicación por escrito, indicando que ellos solicitaron la misma por esa misma vía. “Y resulta más incomprensible que no se nos permita realizar ninguna alegación, ni la más mínima posibilidad de negociar alguna solución viable”.

“En estos momentos tan duros para todos los sectores de la economía, y en un Bembibre que se muere sin remedio, sólo sostenido por un puñado de emprendedores que está luchando por sus negocios, no creemos apropiado este tipo de actitudes”. Añaden, que “todos tenemos claro que la salud está por encima de todo, pero es compatible con el desarrollo de nuestra actividad, y todos tenemos que adaptarnos a las circunstancias”.

Por eso, entienden que “no es momento de poner trabas desde nuestro Ayuntamiento”, a la vez que equiparan esta actuación con “una dictadura”. Concluyen recordando que están en juego puestos de trabajo y que en otras poblaciones “están luchando por que los negocios y la hostelería no desaparezcan”, por lo que proponen que se haga lo mismo en Bembibre.

El Ayuntamiento afirma que sí hay apoyo a la hostelería

Por su parte, la concejala de Comercio del Ayuntamiento de Bembibre, Belén Martín, ha rechazado estas acusaciones. De las dos carpas que tuvieron que cerrar, «una de ellas no solicitó terraza ni el año pasado ni éste». Pero añadió que no fue ésta la razón por la que se decretó el desmontaje de la carpa, sino por incumplimiento de medidas sanitarias así como por carecer de permiso de establecimientos próximos ocupando su fachada.

Respecto a la segunda de las terrazas, ubicada en el paseo, Martín lamentó el tono del propietario hostelero de quien, dijo, «se le lleva avisando durante tres semanas hasta que se le tuvo que decir que o bien cerraba él o bien se precintaba». La razón: «se le dijo que montara la terraza por las líneas y no guardó la distancia mínima para el paso de viandantes». A este respecto, la edil se remitió a la normativa regional «que inica que debe ser mitad de paseo para terraza y mitad para viandantes, y eso no lo ha respetado».

A este respecto, también reconoció que hay otros casos similares de hosteleros que han pedido autorización para colocar sus carpas «y no se lo hemos podido dar». «Esto es un agravio comparativo y la Ley es igual para todos».

Por ello, lamentó que se diga que el Ayuntamiento no apoya a la hostelería cuando «llevan el año pasado sin pagar terrazas y este año tampoco van a pagar la terraza, y les damos todas las facilidades del mundo para que ocupen todo el espacio que necesiten».

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

También podría interesarte