CSIF advierte de la falta de personal sanitario así como del ‘caos’ en la campaña de vacunación sin profesionales suficientes

El sindicato CSIF ha llamado la atención sobre la carencia de personal sanitario así como el “caos” en la campaña de vacunación sin profesionales, mediante una supuesta bolsa, sin bases de funcionamiento y con carácter voluntario.

La clave está, para el sindicato, en que “hubieran creado empleo en Sacyl, en vez de destruirlo”, entendiendo así que la crisis “hubiera podido ser mejor abordada, y el bloqueo sanitario hubiera sido menor”.

Según la propia información del portal de Transparencia de la Junta, en tres años los efectivos sanitarios han disminuido un 3,6% (de diciembre de 2017 al mismo mes de 2019), y aún hay que añadir la posible pérdida de sanitarios a lo largo de 2020 “todavía por conocer oficialmente”.

“Cuando se conozcan los datos a 31 de diciembre de 2020 no van a ser reales”, matiza, “no obstante, puesto que las plantillas están sobredimensionadas coyunturalmente con respecto a las plantillas reales, por la contrataciones puntuales y ocasionales que se están realizando por la pandemia”, según CSIF.

Una reducción del 0,2% en 2017 respecto al año anterior, que se elevó al 2,3% en 2018 y del 1,1% en 2019. “Progresivamente, están debilitando gravemente la Atención Primaria”.

“Estamos hablando de los profesionales del primer nivel de prestación sanitaria, de quienes tienen un contacto más directo y cercano con los pacientes y sus familias”, además de ser quienes tienen que “contener los contagios de coronavirus, detectar positivos, registrar cada paso y cada caso, identificar contactos, realizar PCRs, test serológicos, rastrear, educar a contagiados y a sus contactos, controlar la evolución de los contagiados, valorar y derivar a la atención especializada si es necesario, visitar a domicilio si fuera preciso…”, recuerda el presidente del sector autonómico de Sanidad de CSIF Castilla y León, Juán-Carlos Gutiérrez-Rodilla.

Además, pone el foco en la atención de pacientes no Covid telefónicamente, presencialmente o en domicilio, que continúan con el seguimiento de crónicos, la aplicación de tratamientos, las curas o las extracciones sanguíneas. A ello hay que añadir la vacunación de la gripe estacional, que este año ha sido masiva, y la vacuna de la Covid, que poco a poco irá administrándose a más grupos de población. “Y todo esto lo realiza un grupo multidisciplinar de trabajadores de Sacyl cuyas plantillas están formadas por 500 trabajadores menos que hace cinco años”, denuncia Gutiérrez-Rodilla”.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

También podría interesarte