El bembibrense implicado en la Gürtel valenciana, Ramón Blanco Balín, se suma al pacto con Fiscalía a cambio de una rebaja en las penas

La Audiencia Nacional acoge hasta el próximo mes de junio el juicio por la trama Gürtel valenciana derivada de las contrataciones supuestamente irregulares con motivo de la visita del Papa a Valencia, en 2006. Trece de los veintitrés acusados, entre ellos el bembibrense ex vicepresidente de Repsol, están dispuestos a confesar su implicación y los hechos derivados a cambio de una rebaja en las penas.

El abogado de Ramón Blanco Balín ha anunciado esta mañana los pactos con el Ministerio Fiscal respecto a su implicación con esta pieza de la trama Gurtel valenciana.

En el primer día de Juicio, Pedro García Gimeno ha pactado reconocer su implicación en la trama que investiga los contratos ante la visita del Papa Benedicto XVI a Valencia en julio de 2006. La defensa de García Gimeno ha hecho público el principio de acuerdo con las fiscales anticorrupción para colaborar con la Justicia.

A lo largo de la mañana se fueron sumando las defensas de otros cinco acusados, entre ellos la de Blanco Balín, por lo que es posible que esta misma tarde ratifique el pacto por el que reconocerá los hechos que se le imputan.

De hecho, el abogado del implicado bembibrense, considerado el «blanqueador» y el «cerebro financiero» de la trama, destacó que su defendido ha realizado una transferencia de 400.000 euros en concepto de reparación parcial del daño causado, y que todo ello lo ha hecho después de un proceso “de reflexión y arrepentimiento”.

Sin embargo, varias de las defensas han advertido que el Tribunal no puede disctar una sentencia de conformidad ya que el mismo debería ser suscrito por todos los acusados.

Más de 3,3 millones de sobrecostes pagado con dinero público

Fiscalía considera que, por medio de las gestiones del que fuera consejero de Agricultura, Juan Cotino, los acusados consiguieron que la adjudicación de la colocación de pantallas y sonido por importe de 7.493.600 euros fuera para el grupo de Correa. De ello se hizo cargo del gasto Radio Televisión Valenciana con unos sobrecostes para el reparto de beneficios de 3.387.197 euros de dinero público.

Ramón Blanco Balín era quien llevaba la contabilidad y la fiscalidad de Orange Market, la empresa de la trama Gürtel en Valencia.

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

También podría interesarte