Viñales completa aforo para celebrar su Festival de Degustación del Botillo

Viñales celebró este sábado una nueva edición de su Festival de Degustación del Botillo con una participación de 108 personas. El director de Bembibre Digital y locutor de FM Bierzo, Héctor Keudell, descendiente de Viñales y que residió durante una década en la localidad, ejerció de mantenedor destacando las dimensiones actuales del botillo y su evolución histórica.

«Hoy, hablar de la historia del botillo es hablar de su enorme dimensión social que, en estos tiempos, es mucho más amplia que su procedencia», dijo. Hasta tal punto que «la historia la estamos viviendo en tiempo real. La historia del botillo sois vosotros, somos nosotros».

Keudell aludió a la «grandeza» de estas celebraciones hasta tal punto que lo han convertido «en un emblema» gastronómico y cultural que, además, sirve como nexo de unión entre la población. 

«Y esto, en la hoy conocida como España vaciada, tiene un mérito especial», en concreto porque «ya no podemos vivir de nuestras minas, ya no podemos seguir mirando atrás ni lamentarnos; ése es otro debate». En cualquier caso, desde un punto de vista positivo, entiende que «podemos vivir de nuestro patrimonio, de nuestro entorno y de la historia, de nuestra historia y de la que estamos construyendo». Y el botillo es un ejemplo.

El mantenedor elogió el planteamiento de la Junta Vecinal de Viñales, cuyo alcalde, José Molinero, ha propuesto recurrir a vecinos del pueblo o personas relacionadas para que sean los mantenedores de su fiesta del botillo. Y todo ello frente a las localidades que, reprendió, «recurren a los políticos de turno como mantenedores buscando una contrapartida o inversión para el pueblo que, para colmo, tantas otras veces nos toman por el pito del sereno y nunca llega».

«Aquí tenemos una extraordinaria sabiduría popular que no podemos dejar que se pierda, vecinos que nos pueden dar lecciones de vida y explicar lo apasionante de su oficio, quienes ha sacado adelante una familia en la posguerra sin un duro en el bolsillo y quienes nos pueden contar la historia de pobreza del botillo en el siglo XX. Ellos sí son los auténticos mantenedores», aseguró.

La participación en el botillo de Viñales pone de manifiesto la buena salud de este evento gastronómico llenando el aforo de la Casa del Pueblo. De hecho, las entradas se agotan a los pocos días de salir a la venta.

Al finalizar hubo fiesta con la orquesta Ipanema que amenizó el baile para los asistentes en la planta superior mientras que la planta inferior se adquirió un ambiente joven para poner la guinda a una celebración que sigue sumando años y adeptos en Viñales.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

También podría interesarte