Cruz Roja en Bembibre hace un reconocimiento a la labor silenciosa de sus socios

Cruz Roja en Bembibre abrió esta mañana sus puertas para presentar a la ciudadanía el funcionamiento de la ONG y las actividades que desarrolla en las diferentes áreas de trabajo. Pero sobre todo, gracias a esa labor silenciosa de los socios que permiten financiar programas de vital importancia para las personas y familias beneficiarias en el Bierzo Alto, tales como ayudas para el pago de alquiler, recibos de luz, alimentos, teleasistencia o en materia de juventud.

En esta jornada de puertas abiertas Cruz Roja hizo un reconocimiento a la socia de mayor edad (94 años) así como a los socios más antiguos en Bembibre. Personas que llevan 28 años realizando aportaciones mensuales fundamentales para la financiación de los programas de la ONG.

Un reconocimiento que se hizo extensivo a la primera junta directiva de la asamblea en Bembibre, que se fundó el 15 de enero de 1985, con un grupo de personas que sentaron las bases para el funcionamiento de Cruz Roja que 32 años después sigue en activo.

La trabajadora social de Cruz Roja, Nieves Díaz, dio a conocer las estadísticas del pasado año 2016 en que la ONG atendió hasta 80 personas y familias del Bierzo Alto en situación de vulnerabilidad incluidas en el programa de ayuda europea para las personas más desfavorecidas. Otras 120 han recibido ayuda para compras en supermercados (compras por valor de 80 euros) lo que supuso un desembolso de casi 3.000 euros.

Son ayudas que están supeditadas a la presentación de una serie de documentación así como valoraciones técnicas y profesionales que permiten identificar la situación de necesidad en el seno familiar de las personas beneficiarias.

Actuaciones éstas financiadas por diferentes vías, desde programas europeos, la casilla solidaria de la declaración de la renta, aportaciones de los socios, galas benéficas o recogidas de alimentos.

Pero además hay que sumar otras líneas de actuación como el servicio de teleasistencia que atiende a cerca de 150 personas mayores en Bembibre, Castropodame, Congosto, Folgoso de la Ribera, Igüeña y Torre del Bierzo, así como todos los pueblos incluidos en estos municipios. O incluso los programas de juventud que se desarrollan de forma conjunta con otros centros educativos.

La atención de Cruz Roja se ha disparado hasta tal punto que se ha “multiplicado por diez”, destacó el presidente de la agrupación en Bembibre, José Andrés Rodríguez, como consecuencia del cambio de sede a la plaza Mayor, en el edificio de servicios sociales. Antes en Las Ventas de Albares se hacía difícil llegar a todas las personas que requieren la atención e Cruz Roja. “Ha sido un año intenso pero tenemos que pensar en los retos que tenemos por delante”, añadió Rodríguez.

Una jornada que sirvió, asimismo, para presentar a los asistentes la importancia que tienen los socios para la ONG con la proyección de diferentes vídeos de sensibilización.

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

También podría interesarte