Silvia Cao tilda a Elsa García de “demagoga” y la responsabiliza de “abandonar a su suerte” la casa Villarejo

Transcripción literal del comunicado de prensa de Silvia Cao

La concejala de X Bembibre, Elsa María García sale de nuevo a la palestra para demostrar que los 4 años que gobernó en el ayuntamiento de Bembibre no son más que un mal recuerdo para ella en los que no realizó gestión alguna para resolver un problema del que ahora me exige a mi la solución inmediata.

 Fue un 18 de mayo de 2015, gobernando el Partido Popular, cuando se firmó la escritura de compra-venta de la casa Villarejo en la que se hizo constar que, la venta lo era por 100.000€ pero se establecía una condición para ese precio y era que en el año 2023 la Casa Villarejo debía acoger una exposición permanente de la fotografía de Villarejo y de no ser así, el ayuntamiento pagaría a la familia otros 180.000€.

Curioso, porque quien era el Alcalde por aquel entonces, José Manuel Otero, dio una rueda de prensa presumiendo de que había obtenido una gran rebaja en la compra, pero nunca habló de la “letra pequeña” y de esos 180.000€ a mayores. Tirando de hemeroteca, en dicha rueda de prensa decía el Alcalde: “La Casa Villarejo se ha comprado un 60% más barato del valor inicial que era de 253.185 €. Los 100.000 € pagados por el edificio suponen un compromiso para el Ayuntamiento durante los próximos ocho años ya que únicamente le podrá dar un uso cultural y social. José Manuel Otero afirmó, en rueda de prensa, que ahora se tenía que buscar la financiación para su rehabilitación, un dinero que espera poder solicitar con más facilidad si finalmente sale elegido en las próximas elecciones municipales como diputado autonómico.

El Sr. Otero ganó las elecciones municipales y además fue elegido Procurador en Cortes, pero esa financiación de la que hablaba o nunca se buscó, o desde luego, nunca llegó; lo que si llegó en esa legislatura, un mes después de la firma de la escritura fue Elsa María García, concejala de Hacienda por el Partido Popular entre 2015 y 2019, recién comprada la casa, pero en esos 4 años se ve que no tuvo tiempo de leerse la escritura y ver las condiciones, tampoco tuvo tiempo de buscar subvenciones, tampoco tuvo tiempo de reparar la casa y tampoco tuvo tiempo de ejercer su cargo y hacer lo que ahora exige.

Me reprocha que he firmado una adenda con la familia Villarejo para ampliar plazos. Es surrealista, debería agradecérmelo porque de no ser así, el Ayuntamiento, o lo que es lo mismo, los ciudadanos de Bembibre habrían tenido que abonar esos 180.000€ que el gobierno popular de Bembibre, al que ella pertenecía, firmaron en una escritura pública y, por si no lo sabe esta señora, se lo recuerdo, lo que se firma, hay que cumplirlo. He firmado una adenda, gracias a la comprensión de la familia Villarejo, para poder tener un mayor plazo y poder solventar este asunto en el que ella no movió un solo dedo cuando pudo hacerlo, pero es más fácil esperar a que venga otra y arregle lo que usted Sra. Elsa, no supo ni quiso arreglar.

Una de las responsabilidades de un Alcalde o Alcaldesa es la de resolver los desaguisados que deja la anterior corporación, y entre otros, a mi me ha tocado resolver este, pero lo que es de todo punto increíble, es que encima esta Señora me lo eche en cara, lo que debería hacer es arrimar el hombro y ayudar, no criticar la buena fe de la familia Villarejo y la de esta Alcaldesa en alcanzar un acuerdo, que a quien beneficia es a los ciudadanos de Bembibre. ¿O es que prefería usted que hubiésemos pagado los 180.000€ para poder tener una excusa para salir a la prensa? Lo suyo con este tema, Sra. García, es un sinsentido total y absoluto. Hay veces en las que hay que valorar que lo mejor es callarse, y esta, para usted, es una de ellas.

Usted sabe, o debería saber, que la Casa Villarejo necesita de una elevada inversión, superior a los 500.000€ para ser finalizada, y sabe, o debería saber, que hemos solicitado esa financiación a través de subvenciones que aún no se han resuelto, y sabe, o debería saber, que el Ayuntamiento de Bembibre no dispone de fondos propios para asumir esos costes.

Por supuesto que estamos deseosos de que la obra de Amable Arias desembarque en Bembibre, estamos deseosos de que su obra regrese a su casa y de que todos los bembibrenses puedan disfrutar de ella, pero como le he explicado a mi querida Maru Rizo, la obra de Amable debe venir a Bembibre pero nunca para estar escondida en un almacén, por eso las cosas se han ido retrasando, porque la casa Villarejo, que será un centro de exposiciones, aún no está finalizada pero que nadie dude de que este Equipo de Gobierno espera y desea que la obra de Amable Arias pronto sea una exposición permanente en Bembibre para goce de todos los bembibrenses y los foráneos que quieran disfrutarla.

Que esta señora me acuse de dar la espalda a la obra de Amable Arias, no sólo me ofende, es que me indigna porque en ningún pleno se ha molestado en preguntarme como están las cosas o que se sabe del tema. Esta Señora es una demagoga que se ha empeñado en olvidar que un día, no muy lejano, perteneció al partido Popular de Bembibre que gobernó este municipio, que compró la casa y que la abandonó a su suerte. Tal vez, las explicaciones, debería dármelas usted a mi, Sra. García.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
WhatsApp
Telegram

También podría interesarte

Destacadas de Bembibre Digital cabecera