Serafín Vázquez advierte que “continúa la recaudación municipal a través de denuncias de tráfico”

Transcripción literal de la nota de prensa remitida por el concejal del Ayuntamiento de Bembibre, Serafín Vázquez:

La alcaldía del ayuntamiento de Bembibre continúa en su propósito recaudatorio y con ello asfixiar y atosigar a la frágil economía de los ciudadanos de la localidad.

La alcaldesa ha tomado la decisión de ampliar el servicio de la policía local con servicios extraordinarios de los agentes, y la iniciativa no sería mala si el fin fuera implantarlos en las jornadas en las que no hay agentes policiales en la localidad para realizar las labores de seguridad y prevención de los ciudadanos, pero el fin no es ese.

La finalidad de esta resolución no es otra que reforzar los días en que ya hay servicios, pero para que dichos agentes hagan diversos filtros en la localidad para dar el alto y multar a todos aquellos conductores que no lleven el cinturón de seguridad puesto o bien se encuentren usando el teléfono móvil mientras conducen.

Actualmente, la plantilla de la policía local sufre un déficit de efectivos, son nueve y son insuficientes para dar cobertura a todas las incidencias habituales de Bembibre, dándose el caso de que en ocasiones no haya agentes en servicio.

Por eso, es reprochable que la alcaldía refuerce con dos agentes más, el único turno de agentes que ya tiene para apoyar la función de multar a los conductores que no lleven el cinturón puesto o van usando el móvil mientras conducen.

La policía local como responsables de la libertad y derechos de los ciudadanos están para velar por los mismos, y evidentemente en caso de infracción de las normativas, sancionar a todos aquellos que las incumplan.

Nuestros ciudadanos necesitan sentirse seguros y reclaman una policía que les proteja y defienda desde la cercanía que forme parte de su vida cotidiana y a la que pueda acceder con rapidez, y sobre todo que haya efectivos policiales que estén velando por ellos. Esas horas extraordinarias sería mejor emplearlas para tener un turno por la tarde en nuestro municipio para atender demandas sociales, como la caída de un árbol cercano a las instalaciones deportivas de El Barco o los atascos que originan por las obras en el entorno del paso subterráneo de la nacional VI dirección al colegio Menéndez Pidal y Piscinas Climatizadas los ciudadanos necesitan ese apoyo presencial de la policía municipal.

Pero no, la alcaldesa en su afán recaudatorio las emplea para reforzar los turnos cubiertos con el fin de haya más funcionarios a salir a cazar a todos aquellos ciudadanos que no cumplan con la normativa. El consistorio debería encauzar una solución que mejore el servicio que presta la policía local, ampliando la plantilla para que siempre haya efectivos policiales y no sólo intentar llenar las arcas a toda costa.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

También podría interesarte