Los socialistas no conciben que Otero no supiera que no había dinero para las Casas del Hombre hasta diez meses después

Transcripción literal del comunicado de prensa del PSOE 

Solo una persona como Otero, nula en derecho y en tantas otras cosas, puede esperar que el Tribunal de Cuentas condene al anterior gobierno socialista de Bembibre por “Las Casas del Hombre”. Todo lo que hicimos los socialistas fue tramitar, a instancia de la Junta de Castilla y León, un expediente de contratación que, evidentemente, no generó ningún perjuicio patrimonial al Ayuntamiento porque no ocasionó ningún gasto.

En cambio, Otero firmó el contrato con la empresa adjudicataria y mandó ejecutar la obra que ha causado el perjuicio patrimonial. Cada uno debe responder de sus propios actos y no cabe que los socialistas respondamos de lo que hizo Otero, porque, una vez que éste fue alcalde, perdimos por completo el control del expediente y ni se nos preguntó ni se contó con nosotros para nada. Otero está muy acostumbrado a hacer y deshacer a su antojo y luego echar la culpa a los socialistas de lo que sale mal, pero en este caso no tiene escapatoria posible: los hechos son suyos y la responsabilidad, también. 

Cuando todo el mundo vuelve a decirle que la Junta no cumple sus compromisos con Bembibre y no aparecen en sus presupuestos el centro de salud y la estación de autobuses (lo que también debe de ser culpa de los socialistas), Otero decide “cambiar de tercio” para que se hable de otra cosa y saca a la palestra, como nueva, una noticia que él mismo había dado ya por el verano: la admisión a trámite de su denuncia por el Tribunal de Cuentas, donde tiene todas las papeletas para que el tiro le salga por la culata. 

Ya está bien de eludir responsabilidades y engañar a la gente con lo primero que se le ocurre.

Tenemos probado y comprobado que Otero era sabedor de que la subvención de la Junta tenía problemas y por eso decidió suspender el inicio de las obras nada más firmar el contrato. A los dos meses dejó de ver esos problemas y mandó empezar, pero solo las Casas de Arlanza y de San Esteban. A principios de este año mandó empezar la de Labaniego. Y en mayo es cuando dice que se entera de que no hay subvención y, muy en su línea,  carga contra los socialistas porque contratamos sin fondos y exime de toda responsabilidad a la Junta de Castilla y León, que fue la que al final retiró la subvención, engañándonos a todos, a nosotros y al propio Otero.

¡Diez meses después de firmar el contrato es cuando se entera Otero de que la empresa no cobra y la Junta no paga!

Y ahora quiere que de todo eso respondan los socialistas con sus bienes personales, quiere que respondan otros de su ineptitud y de su demostrada incapacidad para gestionar el Ayuntamiento de Bembibre. Pues no se le va a arreglar, porque la gente lo tiene ya muy calado y ya no se creen sus disculpas y sus mentiras. La gente quiere ya hechos, que es justo lo que Otero no es capaz de dar a Bembibre.

{jomcomment lock}

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

También podría interesarte