El Centro de Salud estará listo en dos años tras resolver los problemas de caducidad de la licencia. Lo explica Silvia Cao

Dos años es el tiempo estimado para la conclusión de las obras del Centro de Salud de Bembibre. Una infraestructura de primera necesidad que la Junta de Castilla y León ha tardado casi cuatro lustros en ejecutar desde que el 27 de diciembre de 2001 se publicara el Real Decreto de Transferencias Sanitarias, por el que Castilla y León asumía las competencias en esta materia.

La UTE leonesa formada por las empresas Construcciones García de Celis, S.L. y Domingo Cueto, S.A., es la encargada de ejecutar las obras, que han sido adjudicadas en 3.410.633 euros, y posteriromente se completará con una cantidad adicional dedicada a mobiliario y equipamiento.

Unas obras que han tenido varios contratiempos. El más importante de ellos en 2017, cuando la empresa adjudicataria inicial, Acebansa S.A., entraba en concurso de acreedores, obligando a una serie de trámites para iniciar un nuevo proceso de licitación.

Tras una nueva adjudicación y con el cambio de gobierno en el consistorio después de las últimas elecciones municipales, Silvia Cao alertó de la posibilidad de un nuevo retraso debido a una medida cautelar de paralización de las obras por caducidad de la licencia, de la que culpaba al anterior alcalde.

Este es el relato de los hechos según la alcaldesa Silvia Cao:

«El día 11 de junio sobre las 10,30 de la mañana, estando el equipo de gobierno en funciones, el anterior alcalde dictó una resolución de alcaldía en la que incoaba un expediente por caducidad de la licencia de obra del Centro de Salud, y además establecía en esa resolución una medida cautelar de paralización total de las obras».

«Hubo una llamada de la Junta de Castilla y León pidiendo explicaciones porque la resolución se envió online y la vieron enseguida. A las 12 de la mañana se dictó una nueva resolución de alcaldía revocando esa medida provisional de paralización, pero se continuó con la incoación del expediente de caducidad y se le dio trámite a la Junta de Castilla y León para que presentara alegaciones en el plazo de 10 días».

«El día 20 de junio, estando ya el actual equipo de gobierno, llegan las alegaciones de la Junta de Castilla y León y se solicita además subsidiariamente una nueva licencia de obra si considerábamos que la anterior estaba efectivamente caducada. Dimos trámite a esas alegaciones. Efectivamente tenían razón, porque se había hecho una adjudicación a una empresa que entró en quiebra, hubo que hacer una nueva y no había transcurrido el plazo de paralización de las obras de 1 año. Dimos trámite a esas alegaciones y como habéis podido comprobar, las obras se han iniciado».

«Dimos urgencia a tramitar esas alegaciones, porque además de las trabas que se nos dejaron para la construcción del centro de salud teníamos otra, porque el anterior equipo de gobierno había amortizado la plaza del arquitecto técnico municipal y no teníamos técnico en el Ayuntamiento para otorgar licencias de obras. Lo solventamos solicitando la ayuda del técnico del Consejo Comarcal».

 

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

También podría interesarte