(3-1) Una mala segunda parte condena al Atlético Bembibre

El Atlético Bembibre no pudo romper la mala racha de resultados (1 punto de los últimos 12 posibles) que inició frente al filial del Mirandés después de un partido que mereció ganar, y que supuso un cambio de inflexión para un equipo que ahora practica un juego previsible y falto de confianza.

En frente estaba el Júpiter, hasta ahora el mejor equipo del grupo, que solo había cedido un empate en su visita a Guijuelo la primera jornada, por lo que la exigencia era máxima. Sin embargo los de Tornadijo no salieron con la intensidad que demandaba el encuentro y pudo costarles muy caro, si Ivanildo no hubiera estado acertado para detener un cabezazo de Valle que parecía gol. A partir de ahí los bercianos comenzaron a asentarse, el partido se igualó e incluso se hicieron con el dominio en base a una defensa muy expeditiva y jugadas a balón parado ejecutadas por Javi Amor con mucho peligro. En una de esas jugadas, una falta lateral, Aleixo llegó a rematar completamente solo en el segundo palo, pero no pudo precisar y el balón se marchó fuera muy cerca del palo.

Cuando estaba a punto de finalizar el primer periodo, Javi Amor aprovecha el error de un defensa en el intento de despejar un balón largo, y se planta ante Diego para batirlo de tiro cruzado.

Comenzaba la segunda parte con ventaja para el Atlético Bembibre, pero el descanso sirvió para que los atléticos se relajaran y los leoneses se reactivaran aún más. Salieron con decisión y mucho ímpetu en busca del empate, y de nuevo Ivanildo tuvo que evitarlo con otra buena parada. Pero el gol no tardó en llegar. Fue a los 50 minutos y a balón parado. La defensa berciana se comió dos amagos, como si fueran juveniles, y se hundió rompiendo el fuera de juego para habilitar a cuatro jugadores que habían entrado solos por el centro para rematar con comodidad a gol.

Y solo 3 minutos más tarde, también a balón parado, esta vez en un córner también mal defendido, los leoneses le daban la vuelta al marcador al adelantarse a la defensa para remachar el balón que había quedado suelto tras un primer rechace, dentro del área.

Quedaba casi toda la segunda parte por delante para que el Bembibre volviera a equilibrar el marcador, pero el juego de los de Tornadijo era estático y muy previsible. Los laterales no subían y no sorprendían nunca por la banda, con el espacio ya ocupado por Marcos o Javi Amor, que recibían siempre muy rodeados de contrarios. La entrada de Avanzini en el centro del campo hizo que el equipo comenzara a mover por fin el balón y a encontrar espacios; y con la entrada de Álex la banda derecha se alargó y se volvió más dinámica. Pero en una contra muy bien llevada por los leoneses, el Júpiter sentenció anotando el tercero con algo de fortuna en el rechace, después de que Ivanildo hubiera despejado el balón hasta en dos ocasiones.

A pesar de esta mala racha de resultados la temporada no ha hecho más que empezar, la igualdad en el grupo es muy grande y el Bembibre sigue cerca de los puestos de cabeza. Hay tiempo para reflexionar, corregir y mejorar las prestaciones de este equipo, que cuenta con grandes individualidades y mucha capacidad de mejora.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

También podría interesarte

Trofeo a la Regularidad​

# Jugador Última Totales
1Ivanildo217
2Álex Díez214
3Javi Amor213
4Jorge112
5Diego del Castillo112
6Roberto Puente-11
7 Diego Santín-11
8Aleixo110
9José Manuel210
10Willy1 10
11Marcos19
12Omar Navarro19
13Basalo-8
14Espi28
15Avanzini17
16Deivis17
17Albertín15
18Álex15
19Cristian23
20Jhony-3
21Luismi-1