Anna Palma, una inyección de “ilusión” para Baloncesto Bembibre

Una vez acordada la continuidad de su entrenador, Pepe Vázquez, Embutidos Pajariel Bembibre empieza un nuevo proceso de reconstrucción con el anuncio de sus primeras novedades. Como antecedente, avisaba el míster del conjunto berciano sobre la apuesta del club por la juventud y la ambición, requisitos que cumple Anna Palma, primera jugadora confirmada oficialmente para su noveno proyecto en la Liga Femenina Endesa. Alero de 185 centímetros de estatura, jugó las dos últimas temporadas en el Cadí La Seu d’Urgell después de su paso por el Segle XXI.

Nacida hace 20 años (27 de abril del 2000) en La Seu d’Urgell, tras empezar a jugar en esta localidad leridana, su formación dio un paso al frente en Segle XXI, donde estuvo entre 2013 y 2018. Con el proyecto federativo debutó en Liga Femenina 2 en 2015 y disputó 60 partidos hasta que dio el salto a la Liga Femenina Endesa de la mano del equipo de sus inicios en 2018. A las órdenes de Bernat Canut disputó durante las dos últimas campañas 33 partidos en competiciones domésticas, entre los que se incluyen dos de play-off y uno más de la Copa de la Reina en 2019. En el último curso, en el que coincidió con la exjugadora rojilla Elin Gustavsson, participó también en 9 duelos en la Eurocup Women.

Llega con la idea de “crecer y ayudar”

Tras esta etapa en el equipo de su vida, la jugadora catalana afronta un cambio de aires en busca de minutos. Asegura que “me enfrento a este reto con mucha ilusión. Me siento con muchas ganas de trabajar, de mejorar y cumplir los objetivos del equipo”, puntualiza la exterior ilerdense, que reconoce que “a veces es bueno salir de tu zona e irte lejos para valorar las pequeñas cosas. Es una muy buena oportunidad”, especifica la nueva jugadora rojilla, que valora muy positivamente este cambio: “Es un equipo en el que dan la opción de crecer y ayudar”.

La alero catalana, a quien el baloncesto le corre por las venas –su madre jugaba en La Seu–, se considera “una persona seria y enfocada en hacerlo lo mejor posible y ayudar. En estos dos años en la Liga Femenina Endesa he madurado y mentalmente he dado un salto muy importante, necesario para seguir creciendo”, argumenta la nueva jugadora del equipo de la villa del Boeza, que espera devolver la confianza con buenas actuaciones: “Ganar confianza en mí misma me ayudará a tener cierta tranquilidad y divertirme. Estoy dispuesta a todo”, remacha.

Palma, de hecho, sólo tiene palabras positivas para su nuevo equipo, del que cuenta con buenas referencias: “Me han dicho que es una muy buena elección, que es un sitio acogedor y que la gente es muy cercana. Eso es muy importante”, resalta la nueva jugadora del cuadro berciano, contenta por el contacto inicial con el club: “Muy cercanos y con toda la naturalidad y confianza. Me he sentido muy bien”, rubrica.

Pepe Vázquez asegura que “me hacía ilusión contar con ella”

Por su parte, su nuevo entrenador, Pepe Vázquez, afirma que “la primera toma de contacto ha sido positiva. Es una jugadora joven pero con gran potencial”, explica el compostelano, que considera que “le hace falta explotarlo después de una etapa en La Seu que seguro que ha sido muy fructífera para ella. Ahora debe dar un paso adelante y demostrar que puede jugar en esta categoría”, subraya el preparador del equipo del Bierzo Alto, satisfecho por “brindarle esa oportunidad”.

De hecho, reconoce el míster del cuadro bembibrense que “me hacía ilusión contar con ella porque la he seguido en categorías de formación y me agrada que haya aceptado la oferta. El club, en la situación actual del mercado –con precios altos, acota– y debido a los presupuestos que se manejan, puede acceder a jugadoras jóvenes y con ganas de crecer”, admite el adiestrador santiagués, que añade que “Anna es un ejemplo más y es la línea que el club debe seguir. El presupuesto marca lo que se puede fichar, pero es bueno tener jugadoras con ilusión y con ganas de trabajar”, destaca.

Internacional en categorías de formación y con experiencia

Jugadora de gran proyección, Palma es, aparte de campeona de España en categorías de formación, internacional en categorías de base del combinado español. De hecho, estuvo en 2019 en el Mundial U19 de Tailandia, en el que la exterior catalana se colgó la medalla de bronce. También participó en 2015 en el Europeo U16 celebrado en Portugal junto a jugadoras como Aina Ayuso o Natalia Rodríguez.

Reitera Pepe Vázquez que “Anna es una jugadora con experiencia en competiciones de la Federación Española de Baloncesto (FEB) pese a ser aún muy joven. Ya conoce la Liga Femenina Endesa y va a ayudar a sus compañeras a integrarse”, argumenta el preparador de la escuadra del Bierzo Alto, que opina, además, que “tiene condiciones físicas y técnicas para hacer una buena temporada y crecer en la categoría. Lo logrará con su trabajo y esfuerzo”, apostilla.

Insiste Vázquez en que “Anna es trabajadora, luchadora y sacrificada. Es una jugadora atlética, con un gran físico para posiciones exteriores y que puede sacar partido de sus aptitudes”, analiza el adiestrador de Santiago de Compostela, que considera que “defensivamente va a aportar porque ayuda al rebote y corre bien la pista. Creemos que tiene talento y que puede explotar sus virtudes con confianza”, certifica.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

También podría interesarte