(0-1) Derrota del Bembibre ante el Real Burgos que deja a los bercianos en una situación muy delicada

En el fútbol lo más importante es el gol, y cuando eres el menos goleador del grupo, con tan solo cuatro goles en diez jornadas ( 3 más 1 en propia puerta), pasa lo que le está pasando al Atlético Bembibre. Que se encuentra en puestos de descenso viendo como los rivales se van alejando poco a poco cada jornada. Y en esta liga son 4 los que descienden, a los que hay que añadir los más que probables arrastres.

El partido de hoy tiene que hacer reflexionar a todos. Los bembibrenses, a pesar de no practicar un buen fútbol, gozaron de un buen número de ocasiones de gol, algunas de ellas muy claras, pero volvieron a salir derrotados ante un rival directo como es el Real Burgos. Parece que el remedio está a la vuelta de la esquina, con el esperado debut de Juani Molina como antídoto a la falta de gol. Pero un jugador solo no puede sacar al Bembibre del agujero en el que se ha metido. Hará falta un cambio más profundo

Los rojiblancos tuvieron dos ocasiones para llegar con ventaja al descanso. Un cabezazo de Willy que detuvo Martín con mucha dificultad, enviando el balón a córner; y una internada de Rubén por la banda derecha con centro atrás para Carlos Cruz, que llegaba completamente solo, pero se entretuvo demasiado y acabó estrellando la pelota en el cuerpo de Martín. Hubo una tercera ocasión, en una internada por la banda izquierda que parecía penalti, pero el colegiado sacó la falta fuera del área, aunque los dos jugadores quedaron tendidos sobre el césped muy adentro del perímetro de penalti.

Tras el paso por vestuarios el Real Burgos salió con mayor intensidad, y comenzó a dar sensación de peligro con continuas llegadas al área de Ivanildo. Tras un córner, propiciado por una mala cesión que estuvo a punto de sorprender a Ivanildo, llegó el gol de Javier en un remate de cabeza ante el que no pudo hacer nada el guardameta berciano.

Quedaba más de media hora por delante, pero el Bembibre seguía metido atrás. Había fases del partido en que, a pesar de tener el marcador en contra, todos los jugadores con la única excepción del portero burgalés estaban dentro del campo del Bembibre, incluso por delante del semicírculo del centro del campo. Y eso no invitaba a pensar en una posible remontada.

Ministro movió el banquillo, y con la entrada de Héctor y Xavi Barrio los atléticos comenzaron a tener más posesión y a hilvanar por fin jugadas para, ahora sí, llegar con peligro al área de Martín.

En los últimos diez minutos el Bembibre dispuso de varias ocasiones para empatar e incluso ganar, pero la falta de gol se hizo de nuevo patente. Santi recibió un balón filtrado y se quedó solo ante Martín, pero no estuvo fino para resolver y el portero terminó despejándolo a córner. Cinco minutos más tarde Íñigo y Deivis tuvieron una doble ocasión, tan clara que hubo aficionados que cantaron gol en el momento del disparo. Y ya con el tiempo cumplido, Santi volvió a tener el empate en sus botas, pero intentó controlar el balón ante el portero en lugar de rematar, y la ocasión se esfumó por la línea de fondo.

La próxima semana toca una nueva visita a un rival directo, el Júpiter Leonés. Un partido que servirá para que el ganador pueda tomar aire, mientras el otro se hunda aún más en la tabla.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

También podría interesarte