(1-1) El Bembibre suma su empate más dulce en el derbi frente al Júpiter Leonés

El Atlético Bembibre sumó un nuevo empate ante el filial de la Cultural Leonesa, y ya van trece, pero en esta ocasión tuvo un sabor más dulce. Los rojiblancos presentaron una alineación muy condicionada por las bajas -entre lesionados y sancionados- con tres juveniles en la convocatoria -Tani, Deivis y Samu, ya habitual con el primer equipo- y jugadores como Espi, que salió con el tobillo vendado y medicado por un esguince, o Brítez, que a pesar de no estar completamente recuperado de su lesión, entró unos minutos en la segunda parte y provocó el penalti antes de volver a resentirse y tener que abandonar el terreno de juego.

El partido comenzó igualado, con el Bembibre presionando la salida del balón, tratando de evitar el juego combinativo de los leoneses, y que el esférico llegara en buenas condiciones a su potente línea de ataque. Mientras el peligro de los bercianos llegaba con las subidas de Rubén y las jugadas a balón parado, muy bien ejecutadas por Carlos Cruz.

Una acción individual de Romagnoli rompió la igualdad en el marcador. El extremo culturalista arrancó en velocidad desde la banda y fue recorriendo la frontal del área dejando atrás a todos los que le salían al paso hasta encontrar el hueco para armar el disparo. Ivanildo consiguió rechazar el balón, pero quedó a los pies de Aarón que con todo a su favor puso el 0-1 en el marcador.

El Bembibre buscó el empate y a punto estuvo de lograrlo en un cabezazo de Espi que, con Samu ya batido, se estrelló en la base del palo.

La segunda parte comenzó con una mala noticia para los atléticos. Jose, que había visto una tarjeta amarilla en los últimos minutos del primer tiempo, se revolvió ante una fuerte entrada de Aarón, y terminó siendo el principal damnificado, ya que el colegiado le mostró la segunda amarilla y el camino de los vestuarios.

Quedaba toda la segunda parte por delante y al Bembibre, con una alineación de circunstancias, sin delanteros -con Willy jugando de 9- y por debajo en el marcador, se le ponía el partido muy cuesta arriba.

Los leoneses tuvieron una buena ocasión para cerrar el partido, pero no lo hicieron y pco a poco se fueron acomodando mientras el Bembibre, sin crear mucho peligro, iba aumentando la presión. Ministro dio entrada a Brítez, que presionó y acabó provocando el error del guardameta en un balón atrás de la defensa. Llegó antes que el portero y tras hacerse con el balón fue objeto de un claro penalti, que Willy se encargó de transformarlo en el gol del empate.

El Bembibre se echó entonces atrás con dos líneas de cuatro y Brítez más adelantado, para tratar de sorprender al contraataque. Los leoneses se volcaron sobre la portería de Ivanildo, con la defensa rojiblanca muy metida en el área, y los centros llegaban con peligro desde ambas bandas. Ministro confiaba en jugadores como Espi, Íñigo y Willy, muy seguros en este tipo de situaciones, mientras los jugadores del Júpiter se echaban cada vez más arriba. Y a punto estuvo de salirle bien al técnico berciano, pero Brítez, que tuvo oportunidad de marcharse para encarar al portero en el mano a mano, estaba ya pidiendo el cambio y arriesgó con un disparo lejano, con el guardameta fuera de su marco, que se marchó por encima de la portería.

Al final reparto de puntos que, dado como se desarrolló el encuentro, supo mejor al cuadro berciano.

Foto: Atlético Bembibre

 

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

También podría interesarte