La falla de La Silva, es la falla límite

Aunque de modo muy vago recuerdo que hace ya bastantes años y estando trabajando en una de las numerosas empresas mineras de la Cuenca Carbonífera Berciana (en Campomanes Hermanos concretamente), el dueño de la empresa me presentó un plano que alguien le había dado y en el que figuraban señalados una serie de parajes o puntos en los que había indicios del paso de capas de carbón. Me lo pasó a mi para ver que opinaba al respecto. En aquellas fechas ya existían planos bastante detallados que indicaban los límites de la cuenca carbonífera y en concreto el límite oriental de la zona de Torre-Bembibre. Un análisis muy superficial de aquel plano puso en evidencia que los supuestos indicios de carbón se hallaban todos al Este de la conocida como Falla de La Silva; que es un nítido y evidente límite de la zona donde se hallan terrenos con capas de carbón. Creo que lógicamente le dije al dueño de mi empresa que en las zonas señaladas en aquel mapa era totalmente imposible hallar carbón. Ese mapa no era nada mas que un señuelo para el engaño.

Años después y en otra empresa minera de la zona tuve ocasión (y obligación) de estudiar con calma y a fondo la ubicación y características de esta falla por una razón obvia: es el límite de los terrenos en los que hay capas de carbón explotables. A medida que las labores mineras avanzaban en la mina donde yo trabajaba; se acercaban a esa gran falla que suponía el punto y final. Rebasada la falla (avanzando hacia el NE) no había “nada que rascar”; es mas incluso bastante antes los efectos devastadores de la falla ya se hacían notar. Las capas aparecían “descompuestas” y por tanto no aptas para la explotación al menos por minería de interior. En superficie y sobre todo en los planos geológicos esta falla aparece nítidamente dibujada. Sobre el terreno ya no es tan sencilla de localizar sobre todo para quien no sea geólogo o algo similar.

Esta falla discurre al Este del pueblo de La Silva (de ahí su nombre) y a unos 200 metros de su núcleo urbano. Según el geólogo Carlos García Blanco el desplazamiento del terreno a ambos lados de la falla (rotura del terreno) es de más de 600 metros. Creo que he visto algún estudio más que confirma este dato. Uno de sus puntos de paso es justamente en punto kilométrico 353 de la autovía del NO. En ese punto, (ver imágenes), hay un cambio muy brusco de terreno. Hacia el Este, es decir hacia Astorga el terreno es muy compacto; pero hacia el Oeste, esto es hacia Ponferrada el terreno está totalmente descompuesto; hasta el punto que fue preciso levantar una pequeña escollera que aunque no se ve muy bien sobre las imágenes del Google y el SIGPAC; si creo que se ve lógicamente al pasar por la autovía en cuestión.

En las proximidades del pueblo de La Silva discurre en superficie formando un ángulo de 45º con el Norte; es decir lleva una dirección NE-SO y el movimiento de la falla ha dado lugar a que el terreno situado al Este de la traza de la falla se haya desplazado hacia el Norte y además que se haya levantada con respecto al situado al Oeste. Este movimiento de la falla ha hecho desaparecer las capas de carbón que en un pasado geológico mas o menos lejano continuaban en dirección a donde hoy se halla la ciudad de Astorga. Cuando hablamos de un pasado geológico nos estamos refiriendo como es evidente a varios millones de años. Cuando los romanos estuvieron en Astorga ya las capas de carbón bercianas estaban donde hoy se hallan; aunque los romanos y pese a ser tan espabilados no prestaron el más mínimo interés al carbón. Ellos buscaban esencialmente oro.

Esta falla junto con otras varias que jalonan la Cuenca Carbonífera Berciana en el área de Torre-Bembibre indica que en tiempos geológicos más recientes El Bierzo y en concreto la zona del entorno de Bembibre ha estado sometido a una serie de empujes tectónicos en dirección Norte-Sur que tienden a acercar los montes y terrenos que están al Sur (El Redondal por ejemplo);contra los del Norte, como el Catoute. Este empuje tectónico y hasta donde yo se aún continúa en la actualidad. Entonces ¿Por qué no hay terremotos en El Bierzo?. En realidad, si los hay pero de una magnitud tan pequeña que sólo se detectan con aparatos adecuados (simógrafos). En alguna ocasión he publicado yo datos al respecto y creo que no hace muchos meses me llamaron mis amigos de la emisora de radio local de Bembibre; porque cierto medio de difusión dijo que se estaban produciendo en El Bierzo movimientos sísmicos. No tengo la más mínima duda de que así es pero que son tan débiles que pasan inadvertidos para la práctica totalidad de la población.

LA FALLA VISTA SOBRE EL TERRENO

Ya he señalado que no es fácil ver la traza de la falla en el terreno. No obstante, y puesto que al Oeste de la misma hay capas de carbón que se explotaron y hacia el Este no; resulta que se ha producido una pequeña subsidencia (hundimiento) del terreno que hay al Oeste de la falla. Este hundimiento es muy perceptible en la Antigua Carretera Nacional VI, menos perceptible en la Nueva Carretera y creo que imperceptible (aún) en la Autovía del Noroeste. Yo al menos y a pesar de estar siempre muy atento al cruzar en automóvil la falla por el kilómetro 353 de la Autovía del NO nada he notado en el firme de la citada y muy transitada vía de comunicación. Si es sin embargo muy evidente un nítido cambio de la constitución geológica del terreno en el borde norte de la Autovía del NO.

Para terminar, señalo que adjunto dos imágenes “google” sobre las que he dibujado la traza digamos más lógica de la falla en superficie, con indicación del movimiento relativo del terreno a ambos lados de la misma visto en planta. Ya he dicho que además el terreno de la parte oriental se ha levantado con respecto al de la otra. Si alguien tiene curiosidad puede acercarse un día a la zona y comprobar por si mismo lo que he dicho respecto a la subsidencia. Hoy día el tráfico por las dos carreteras antiguas es muy escaso y es fácil comprobar como en el firme (ver cunetas) de ambas carreteras antiguas hay un bache o descenso “inexplicabe”. No es debido a que se mueva la falla si no como he dicho a la subsidencia del terreno debido a los huecos provocados en su interior por antiguas explotaciones mineras, al menos eso pienso yo. En cualquier caso tampoco parece descabellado suponer que la falla se mueva actualmente; pero con un movimiento tan escaso que ni puede provocar terremotos perceptibles, ni puede provocar esos desniveles en las antiguas carreteras.

En la realidad seguramente la falla no sea una rotura del terreno tan nítida como la representada en estas imágenes. En cualquier caso, yo pretendo hacer dibujos didácticos. Si pintase las fallas tal y como se veían en la mina me temo que prácticamente nadie vería absolutamente nada. La falla es por tanto un punto de interés geológico más de los muchos que hay en El Bierzo y máxime si tenemos en cuenta la importancia que durante décadas tuvo la explotación carbonífera.

Ahora lo que cabe es comprobar si con el paso del tiempo la subsidencia también se hace perceptible en la Autovía del Noroeste. Quizá nunca se perciba ya que los técnicos que diseñaron la autovía sin duda alguna fueron conscientes de la existencia de huecos en el subsuelo al Oeste de la falla y la ausencia de los mismos al otro. El tiempo será testigo.

Rogelio Meléndez Tercero

 

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

También podría interesarte